Público
Público

El divorcio y la justicia minan el imperio de Berlusconi

Su mujer pide 3,5 millones de euros al mes y un buen acuerdo para sus hijos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Silvio Berlusconi tiene a su peor enemigo todavía en casa. Su mujer, Veronica Lario, no sólo ha destapado los escándalos privados del primer ministro de Italia al pedir el divorcio, sino que a la guerra política y personal añade ahora una nueva batalla económica, la del coste de la separación. Le pide nada menos que 43 millones de euros al año, una cantidad diez veces superior a la que Il Cavaliere está dispuesto a concederle.

Es una cifra elevada, pero que sería sólo un rasguño en la cartera de uno de los hombres más ricos de Italia si no fuera porque un juez ha sentenciado que Berlusconi debe 750 millones de euros más a su rival empresarial, Carlo de Benedetti, lo que representa el total de sus bienes líquidos. El divorcio, pues, puede ser la gota que haga colmar el vaso.

El primer ministro ha adelantado a su mujer entre 60 y 70 millones de euros, según publica Il Corriere della Sera, y le ha entregado la mansión en la que vive ella ahora, Villa Belvedere. Pero para su mantenimiento mensual quiere desembolsar como máximo 300.000 euros.

Una pelea en los tribunales con su mujer es el escenario más peligroso para Berlusconi. La vida privada del premier, bien conocida en los salones de Roma, sólo se convirtió en escándalo público cuando Lario pidió el divorcio en mayo, acusándole de frecuentar a menores de edad, entre ellas la modelo napolitana Noemi Letizia. Desde entonces, la popularidad del primer ministro ha ido cayendo, hasta el punto de que su principal rival en el partido el Pueblo de la Libertad, Gianfranco Fini, le ha adelantado por primera vez en las encuestas.

La cifra exigida por Lario puede hacer palidecer las sumas que el mismo Berlusconi paga a estrellas del fútbol como Ronaldinho desde el club de su propiedad, el Milan. El brasileño cobra unos 7 millones al año, y la plantilla entera, 125,5 millones.

Pero a Berlusconi le queda el consuelo de que su más acérrimo rival en los negocios televisivos, Rupert Murdoch, también pagó caro su divorcio: 1.700 millones de dólares.

La fortuna personal de Berlusconi se estima en 6.000 millones de euros, pero si se calculan otras actividades que controla mediante otros miembros de la familia la cifra asciende entre 2.000 y 3.000 millones más. Precisamente, otro de los caballos de batalla de Lario es la división del imperio Berlusconi, el holding Fininvest, entre los tres hijos nacidos de su matrimonio.

Más noticias en Política y Sociedad