Público
Público

La dOCUMENTA alemana abre sus 100 días de arte vanguardista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La dOCUMENTA de Kassel quedó inaugurada hoy por el presidente alemán Joachim Gauck, para dar paso a los 100 días de duración de esta muestra de arte vanguardista, con más de 300 invitados -entre artistas y representantes de los más diversos ámbitos- que se propone atraer a 750.000 visitantes.

En un día soleado Gauck dio por abierto el llamado "Museo de los 100 días", que en su decimotercera edición se presenta como la más extensa de su historia, ya que además de los espacios tradicionales de exposición -como el Museu Fridericianum, su sede histórica- presenta obras en sitios que van desde un búnker ciudadano a un convento en las afueras de Kassel, además de múltiples parques de esta ciudad del centro de Alemania.

Se trata de la edición de dOCUMENTA que cuenta con una mayor nómina de participantes, ya que además de artistas participan científicos, biólogos y matemáticos, pero tras esta multiplicidad de lugares y ámbitos hay también cierta austeridad, en lo que se trata de grandes nombres.

La comisaria de la muestra, la búlgaroestadounidense Carolyn Christov-Bakargiev, ha convertido asimismo Kabul y el Cairo en "subsedes" a distancia, ya que a lo largo de estos cien días de duración se celebrarán en esas ciudades seminarios y otros actos.

Con ello se pretende convertir Afganistán, por un lado, y la "primavera árabe", por el otro, en ejes temáticos de la dOCUMENTA, por encima de la gran diversidad de materias y conceptos que los artistas invitados presentan.

Entre las obras que más han llamado la atención de los medios, desde la presentación del programa el pasado miércoles, se encuentra "The refusal of Time", del sudafricano William Kentridge, en un almacén abandonado algo apartado del centro, donde se representan performances de danza sobre grandes esculturas.

Asimismo ha despertado interés el mexicano Pedro Reyes, con un "Sanatorio" a modo de hospital de campaña en medio del gran parque de la Karlaue, donde se atiende al visitante de las dolencias típicas de estos tiempos -estrés o soledad- en lo que el autor califica de "goodoo" o vudú positivo.

Su compatriota Mario García Torres lleva, desde el Fridericianum, la realidad torturada de Afganistán, asimismo entre las obras más citadas en los días previos a la inauguración, reservados a los medios y profesionales del sector.

Más decepcionante ha sido la gran escultura en blanco, bautizada como "Geist" -"Espíritu"-, de los tailandeses Apichatpong Weerasethakul y Chai Siri, que pretende reproducir efectos telepáticos en el visitante, también desde el corazón del parque.

La dOCUMENTA alterna obras conceptuales como estas con fórmulas matemáticas y experimentos científicos, de acuerdo a la consideración amplia del arte de la comisaria de la muestra.

Así, el alemán Thomas Bayrle ocupa uno de los mayores espacios de la dOCUMENTA-Halle, con un mural de ocho metros de ancho por trece de alto representando un avión, más siete piezas de motores que reproducen sonidos similares a los del aeroplano.

Se trata de una muestra muy amplia, que pretende atraer a Kassel entre 750.000 visitantes y un millón.

La dOCUMENTA se celebra cada cinco años en esa ciudad desde 1955, año en el que Arnold Bode organizó la primera de esas exposiciones, entonces de dimensiones aún muy reducidas, con piezas del llamado "arte degenerado" por el nazismo.

En las décadas posteriores creció impulsada por nombres como Joseph Beuys, que se convirtió en su gran motor en los años 70 y 80, mientras que en las últimas ediciones se ha consolidado como muestra popular, entre la reflexión artística, la provocación y el entretenimiento.

Por Gemma Casadevall