Público
Público

Donna Leon afirma que "a los ricos les importa una mierda lo que pase con el planeta"

EFE

La escritora norteamericana Donna Leon, que se encuentra en Barcelona para participar en el encuentro internacional de literatura Kosmopolis, ha opinado hoy que a los ricos que ahora invierten en energías alternativas "les importa una mierda lo que pase con el planeta, sólo quieren más dinero".

Leon ha hecho estas declaraciones durante una rueda de prensa que ha celebrado este mediodía, antes de que mañana participe en una conferencia sobre "Ecologismo", una de sus preocupaciones desde hace años, como hoy ha recordado: "Yo era considerada una talibana ecológica y decían que estaba loca, mientras que ahora este tema se lo toma en serio todo el mundo".

Sin morderse la lengua, como es habitual en ella, la creadora del detective veneciano Guido Brunetti, ha reflexionado sobre el hecho de que en la actualidad haya muchas empresas que se han reconvertido y apuestan por invertir en energías alternativas, especialmente, la eólica, la solar o la que está relacionada con las mareas de los mares.

"Como soy cínica y vulgar -ha subrayado- puedo decir que a estos multimillonarios que ahora invierten en este tipo de empresas les importa una mierda lo que pueda pasar con el planeta, ya que ellos sólo quieren ganar más dinero y huelen que aquí lo pueden obtener".

Reconoce que en sus obras introdujo cuestiones medioambientales "de forma inconsciente", pero poco a poco los principales personajes de sus novelas han ido entrando en la resolución de problemas ecológicos y su Brunetti es cada vez más ecologista.

Donna Leon, que reside en Venecia desde hace 27 años, ha vuelto a mostrarse pesimista sobre el futuro de su país de adopción, especialmente "porque la presencia de la Mafia está en todas partes".

Dice "respetar y querer profundamente" a Italia, "pero los italianos no han desarrollado el sentido del civismo como en otros lugares de Europa, y sin él, difícilmente nada cambiará".

Además, la actual crisis económica provoca, en su opinión, "que la gente esté sin esperanza, como no la había visto nunca. En Italia, por otra parte, no hay ley, sólo caprichos, pero la pasta siempre es muy buena, el sol brilla y las personas son guapas".

También se ha mostrado pesimista respecto a la capacidad de la Literatura para crear conciencia entre la ciudadanía. "La literatura -ha proseguido- puede hacer que la gente reflexione un poco pero no cambia ni sus prejuicios ni sus hábitos, aunque tampoco creo que sea ese su objetivo".

Enfrascada en la escritura de la decimonovena historia protagonizada por Brunetti, indica que se centrará en la inmigración y agrega que también le gustaría tratar en otra novela sobre los emprendedores que deben luchar en Italia para dar a conocer sus iniciativas.

Más noticias de Política y Sociedad