Público
Público

Dwain Chambers admite que habría seguido dopándose

Reuters

El atleta británico Dwain Chambers ha reconocido que habría seguido consumiendo sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento si no hubiese dado positivo en una prueba antidopaje en 2003.

El ex campeón europeo fue la primera víctima famosa del escándalo BALCO cuando dio positivo en el esteroide antes no detectable THG (Tetrahidrogestrinona), fabricado y distribuido por el laboratorio de California.

En un congreso sobre dopaje organizado por la firma de abogados Charles Russell, se le preguntó a Chambers si habría seguido dopándose de haber pasado el control.

"Bastante más, más de lo normal. Estoy contento de que haya sucedido (el positivo) cuando sucedió, porque no tengo ni idea de qué habría pasado con mi salud", respondió el miércoles el velocista.

Chambers, que ahora tiene 30 años y regresó a la competición tras cumplir su sanción de dos años en 2006, no logró revocar la sanción impuesta por la Asociación Olímpica Británica (BOA, en sus siglas en inglés) para poder competir en los Juegos Olímpicos de Pekín.

"Cuando fui a Estados Unidos no fue en busca de drogas. Ésa nunca fue mi intención. Me tentaron", confesó el atleta.

"Uno se olvida totalmente de su capacidad natural para ganar. Es un camino al que uno no quiere llegar porque es muy costoso económicamente y pone en riesgo todo el trabajo duro", añadió.

Chambers concluyó su intervención diciendo que no le deseaba a nadie vivir la experiencia por la que pasó él desde que falló el examen de dopaje.

Más noticias de Política y Sociedad