Público
Público

Los editores abrazan el iPad, pero ven improbable una revolución

Reuters

Las editoriales auguran que el iPad de Apple hará crecer el interés por la lectura online.

Sin embargo, los analistas dudan de que el nuevo 'tablet' revolucione de inmediato la publicación electrónica del mismo modo que el iPod cambió la forma de escuchar música.

En la presentación del nuevo dispositivo, el consejero delegado Steve Jobs mostró una nueva aplicación y biblioteca digital, iBooks, en un esfuerzo por reinventar la forma en que se leen los libros y seducir a los lectores para que compren con facilidad y lean libros online.

Editoriales importantes como Penguin, de Pearson; HarperCollins, de News Corp; Hachette Book Group, de Lagardere; y Simon & Schuster MacMillan, de CBS, que ofrecerán sus libros a través del nuevo lector, no abordaron los términos del acuerdo con Apple, pero dijeron que esperaban atraer a más lectores.

Según las estadísticas publicadas por el International Digital Publishing Forum, los ingresos totales de la venta de libros electrónicos en Estados Unidos casi se triplicaron en el tercer trimestre de 2009, hasta 26,5 millones de dólares, desde los 13,9 millones del mismo período de 2008.

El iPad, que comenzará a venderse a 499 dólares (unos 340 euros), es un ordenador 'tablet' de un grosor de 2,5 centímetros y una pantalla táctil de 25 centímetros. Competirá con otros lectores como el Kindle de Amazon, que actualmente se vende por 259 dólares, y el dispositivo de Barnes and Noble.

"Nos encanta, es el tipo de aparato que Apple siempre hace bien y ahora ha sumado libros a su repertorio", dijo Adam Rothberg, portavoz de Simon & Schuster. "Desde una perspectiva editorial, es algo grande", añadió.

Varias editoriales dijeron que el nuevo almacén iBook, y su establecida base de clientes en todo el mundo a través de dispositivos tan populares como el iPod y aplicaciones como el iTunes, les lleva a pensar que expandirán de inmediato sus lectores.

"Teniendo los libros fácilmente disponibles en su tienda nos permitirá ampliar el alcance de nuestros autores y conectar con nuevos lectores", dijo John Makinson, consejero delegado de Penguin.

NO "MATARÁ" AL KINDLE

Durante la presentación, Jobs mostró el diseño de iBook, que incluye una "estantería" virtual que muestra la cubierta de los libros que los lectores escogen.

También enseñó cómo el lector puede cambiar la fuente de lo que está leyendo.

"Puedes llevar contigo, literalmente, miles de libros", dijo Jobs. Sin embargó, dejó para después características del dispositivo, como la lectura de los periódicos, ver videojuegos y películas.

Los analistas de la industria, que esperaban que el iPad animara una industria que ha caído a la sombra de industrias en alza como los videojuegos, dijeron que no eliminaban las actuales percepciones de los lectores electrónicos, como la poco agradable lectura en la pantalla.

"La lectura de libros en pantallas informáticas no es lo que la gente ha querido hacer. Es horrible para los ojos. Dudo de que esto vaya a matar al Kindle, como preveían algunos", dijo Seth Jayson, analista de tecnología senior de Motley Fool.

"Tengo mis dudas de que la gente de Amazon esté muy preocupada por esto", añadió.

Un portavoz de Amazon no comentó si estaban preocupados por que el iPad afecte a las ventas de los Kindle, pero dijo en un mensaje de correo electrónico que los clientes pronto podrán sincronizar sus libros de Kindle con el iPad.

Sin embargo, la capacidad de Apple para establecer tendencias, el bonito diseño del iPad y de iBook, además de la amplia base de seguidores de la firma, asegurarán que la lectura en el iPad no será un fracaso, según algunos expertos.

"El hecho de que este dispositivo lo saque Apple importa, además", dijo Steve Hasker, presidente de Media Products, compañía que rastrea el uso de medios. "Será mucho más adoptado por el consumidor que anteriores 'tablet'", añadió.

Otros, como la autora y editora Karen Hunter, esperaban que fomentara el interés en los libros y captara al mercado joven.

"No tengo que cargar con un libro de 1.000 páginas hoy si lo tengo en una plataforma más ligera", dijo Hunter.

"Mi único temor es que nos ayudará a convertirnos en una sociedad vaga y gorda que no irá a ningún lado o hablará con otros porque lo tiene todo en un 'tablet'", concluyó.

Más noticias de Política y Sociedad