Público
Público

EE.UU. evita calificar de "limpieza étnica" la violencia postelectoral en Kenia

EFE

El Departamento de Estado evitó hoy calificar de "limpieza étnica" la violencia postelectoral en Kenia y sugirió que una revisión de la ayuda de Washington a Nairobi no supondrá recortes.

"Si no es una crisis, claramente esta situación es muy seria, por lo que es una fuente de preocupación para nosotros, y la seguimos muy de cerca", indicó el portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack.

A su vez, el portavoz del Departamento de Estado indicó que varios expertos de la Oficina de asuntos relacionados con crímenes de guerra están reuniendo información sobre la violencia postelectoral en Kenia, aunque hasta el momento no han llegado a ninguna conclusión.

"En el caso de que llegaran a documentar atrocidades veremos cuales son los siguientes pasos a adoptar, pero por ahora no hemos llegado a ese momento", dijo el portavoz.

En este sentido, indicó que la "limpieza étnica", a diferencia del "genocidio", no es un término legal con una definición establecida, y que las palabras de la secretaria de Estado adjunta de EEUU para Asuntos Africanos, Jendayi Frazer, a ese respecto "son las que son".

Frazier indicó hoy desde Etiopía que parte de la violencia postelectoral en Kenia, que hasta el momento se ha cobrado la vida de 800 personas, equivale a limpieza étnica ya que iba en contra de miembros de ciertas tribus.

"En la primera ola de esta violencia, principalmente en el Valle del Rift, eran los Kalenjin echando a los Kikuyu, pero ahora eso se extiende a los Kikuyu expulsando a los Luos y Kalenjins", dijo Frazer en el marco de una cumbre de la Unión Africana en Addis Abeba.

Por último, McCormack se refirió a las declaraciones de Frazer en el sentido de que la Administración está revisando sus actividades en Kenia.

Más noticias de Política y Sociedad