Público
Público

EEUU rebaja las expectativas sobre la reunión con israelíes y palestinos

EFE

La secretaría de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, se reunió hoy en Washington con el principal negociador palestino, Ahmed Qureia, y la ministra israelí de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni.

El encuentro, que se celebra a puerta cerrada, comenzó a las 17:00 horas GMT y, según el portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, es "solamente otra reunión en el camino" hacia un posible acuerdo de paz entre palestinos e israelíes.

"No esperen ningún anuncio hoy", advirtió McCormack antes del comienzo de las conversaciones.

Rice se reunió el martes por la tarde y esta mañana por separado con Qureia y Livni, respectivamente, para averiguar de primera mano en qué puntos coinciden o difieren en el proceso de negociación.

El objetivo es "reunir a las partes en un encuentro trilateral para ayudarles a superar sus diferencias y destacar áreas de convergencia o de acuerdo que quizá no son tan obvias para ellos", explicó McCormack.

"Vamos a llevarles hasta sus límites para probar su tolerancia" en las negociaciones, precisó el portavoz.

El encuentro es el último de una serie de conversaciones a tres bandas que Rice ha mantenido ya con israelíes y palestinos en Berlín, París y Jerusalén para desatascar las negociaciones que, de momento, no han producido resultados tangibles.

Los escasos resultados logrados desde que EE.UU. lanzó en noviembre en Annapolis un nuevo proceso de negociaciones en Oriente Medio han mermado el optimismo inicial de que es posible alcanzar un acuerdo antes de fin de año.

"Nuestro objetivo sigue siendo el de alcanzar este año un acuerdo que cubra todos los aspectos esenciales", señaló McCormack, quien adelantó que Rice viajará probablemente antes de otoño de nuevo a Oriente Medio para proseguir con las conversaciones.

En el mismo sentido se expresó la propia secretaria de Estado el martes al asegurar que está decidida a "trabajar lo más duro que pueda" para conseguir que las dos partes resuelvan sus diferencias.

Precisamente, el lunes, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, dejó en evidencia los obstáculos que existen para cerrar un acuerdo, al afirmar que es "prácticamente imposible" alcanzar este año un acuerdo con los palestinos sobre Jerusalén.

Los palestinos quieren establecer en la parte este de la ciudad, la zona árabe, la capital de su futuro Estado independiente.

Más allá del estatus de Jerusalén, existen otras dificultades en el proceso de negociación como la delimitación de las fronteras y el problema de los refugiados palestinos.

Sin embargo, en estos aspectos las posiciones de ambas partes son más cercanos, según han reconocido.

La negociación también se ha visto complicada por los problemas internos tanto de Olmert, metido en un escándalo de corrupción, como del presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, que perdió el año pasado el control de Gaza.

De hecho, Olmert anunció hoy que no concurrirá el próximo septiembre a las primarias de su partido, el Kadima, y que dejará la jefatura de Gobierno tras esos comicios.

Más noticias de Política y Sociedad