Público
Público

EEUU solicita la mediación de España ante el mundo islámico

Zapatero pide acabar con la ampliación de los asentamientos judíos y que haya un interlocutor "claro" en Palestina. Lanza un encendido alegato en favor de la cooperación con Obama

ANA PARDO DE VERA

El presidente de EEUU aprovechó ayer su primera reunión con José Luis Rodríguez Zapatero, que pone fin a cinco años de distanciamiento, para pedirle ayuda en una de las cuestiones más complicadas a las que se enfrenta la Casa Blanca: el restablecimiento de la imagen de EEUU en el mundo islámico, según informaron fuentes de la Moncloa.

Satisfecho por la recuperación de la confianza bilateral, Zapatero aprovechó su rueda de prensa en Estambul, a donde se desplazó desde Praga, para romper una lanza por Obama. "Soy de los que se sitúan en la reflexión no tanto de lo que puede hacer Obama por nosotros, sino de qué podemos hacer nosotros para que Obama pueda hacer realidad sus ideas", dijo el presidente parafraseando a J. F. Kennedy.

Obama es consciente, desde que alcanzó el poder en noviembre, de que si algo había hecho mal su antecesor, George W. Bush, es sembrar la semilla del odio hacia EEUU en el mundo islámico.

La Casa Blanca a ha hecho algunos avances, como demostró la asistencia del viceministro iraní a la reunión de ministros de Exteriores sobre Afganistán celebrada en La Haya. Pero falta mucho camino. Por eso, ayer, el mandatario norteamericano trasladó a Zapatero su idea de que nuestro Ejecutivo pueda ayudar en este ámbito por las buenas relaciones que tradicionalmente ha tenido España con los países islámicos, tanto en el Magreb como en Oriente Próximo y Oriente Medio.

El odio, "arma de destrucción"

Prueba de ello es que ayer, durante la cumbre informal de la UE y EEUU celebrada en Praga, España fue la encargada de ocupar el último turno de las tres intervenciones previstas (Reino Unido y Suecia fueron las otras dos) para la reunión de los 28 países participantes. El presidente de turno de la UE, el dimitido primer ministro checo, Mirek Topolánek, llamó a Zapatero hace unos días para que hablase en esta cumbre sobre el Mediterráneo y Oriente Próximo.

Minutos antes de entrevistarse con Obama, Zapatero expuso su visión del conflicto en la región: pidió el cese de la ampliación de los asentamientos israelíes y un interlocutor palestino "claro" como condiciones imprescindibles para la paz. "El odio es la peor arma de destrucción masiva. Es prioritario atacar este cáncer y evitar que la metástasis se extienda", siguió el presidente.

Zapatero expuso ante el presidente del EEUU y sus colegas europeos su certeza de que la "frustración" existente en Palestina genera ese odio que es el germen del terrorismo y el "extremismo" en el mundo árabe y musulmán. Y pidió aprovechar el impulso de la Administración Obama para dar con la salida del conflicto.

Ayer tuvo lugar en Turquía la primera reunión de alto nivel que España celebra con un país que no es de la UE ni es vecino, como Francia o Marruecos, con los que mantiene esas bilaterales.

Una vez más, el presidente Rodríguez Zapatero se mostró firme partidario –como había hecho Obama esa mañana- de que Turquía ingrese en la Unión Europea , “porque es bueno para Turquía y bueno para Europa”.

Los Gobiernos español y turco firmaron, entre otros, un acuerdo por el que se aumentará la cooperación para combatir el crimen, que incluye el intercambio de información.