Público
Público

EEUU sostiene que Asad "tiene que escuchar alto y claro que sus días están contados"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, afirmó hoy que el acuerdo alcanzado en Ginebra por el Grupo de Acción para Siria es un mensaje claro al presidente sirio, Bachar al Asad, de que no va a seguir en el poder.

"(Asad) tiene que escuchar algo y claro que sus días están contados", manifestó Clinton en conferencia de prensa al término de la reunión del Grupo de Acción -Rusia, China, EEUU, Francia, el Reino Unido, Turquía, la ONU, la Liga Árabe y la UE-, que propuso la creación de un "órgano gubernamental de transición" en Siria.

El comunicado final aprobado en esta reunión en Ginebra, convocada por el enviado especial de la ONU, Kofi Annan, aboga por un Gobierno de transición con presencia del régimen actual y de la oposición, con "consentimiento mutuo", pero no menciona de manera explícita la salida del poder del presidente Asad.

Clinton admitió que se introdujeron algunos cambios en el texto para obtener el consenso, pero consideró que el espíritu del acuerdo deja claro que "Asad tiene que irse", ya que "nunca pasará el examen del consentimiento mutuo, porque tiene sangre en las manos".

"Estuvimos de acuerdo en algunos cambios que consideramos que no afectan a la sustancia", argumentó la secretaria de Estado en conferencia de prensa al término de una reunión que se prolongó más de lo esperado por las dificultades para consensuar una posición.

Rusia, socio tradicional de Siria, se ha opuesto desde el principio del conflicto a una transición en el país árabe dirigida desde el exterior, y hoy logró que el comunicado final no incluyera una referencia explícita a la salida del poder de Al Asad.

Clinton consideró esta cesión como un mensaje "claro" a Rusia, y también a China, de que ahora "les incumbe a ellos mostrarle a Al Asad lo que hemos dejado escrito", y defendió el acuerdo de hoy como un éxito para la comunidad internacional y un fracaso para Damasco.

"No creo que en el régimen de Al Asad pensaran que hoy saldríamos con un texto de consenso, en el que expresamos nuestras inquietudes y establecemos un camino hacia delante que incluye a China y Rusia", dijo la jefa de la diplomacia estadounidense.

"No había unidad en la comunidad internacional, representada por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, sobre el camino que se estaba recorriendo", recordó Clinton, que aseguró que ahora existe esa unidad y "una alternativa" a Asad.

Clinton evitó el triunfalismo, porque "estamos ante un régimen asesino e incombustible", e instó a no olvidar que "si hay una espiral de guerra civil en Siria, no solo morirán más civiles, no sólo habrá más refugiados, sino que desestabilizará la región".

La representante de Washington subrayó el apoyo a Kofi Annan, y a su plan de pacificación de seis puntos, y anunció que lo acordado hoy se llevará a la reunión en París del grupo de países amigos de Siria y a la de El Cairo de grupos de oposición.

"Creo que el Grupo de Acción le ha dado al enviado especial conjunto un voto de confianza y una hora de ruta que vamos a apoyar y a aplicar", dijo Clinton, que consideró vital "que régimen y oposición reciban un mensaje claro de quienes les apoyan (en la comunidad internacional) de que tienen que cooperar con Annan".

"Nosotros haremos todo lo que podamos y confiamos en que los otros también lo hagan", indicó.