Público
Público

EEUU y Reino Unido afirman que es posible un acuerdo climático

Reuters

El mundo aún puede ponerse de acuerdo en diciembre para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y prepararse para vivir en un mundo más caluroso, dijeron el domingo Reino Unido y Estados Unidos, copresidentes de una reunión de los mayores contaminantes en Londres.

Los escépticos alegan que la fecha fijada para llegar a una solución en diciembre es muy justa dado que hasta ahora los negociadores no han conseguido acordar objetivos para reducir las emisiones de gases invernadero y fondos para ayudar a los países en vías de desarrollo a prepararse para unas condiciones meteorológicas extremas y el aumento del nivel del mar.

Pero Reino Unido y Estados Unidos apuntaron a movimientos realizados tanto por los países desarrollados como por parte de los que están en vías de desarrollo, como India, Indonesia, Japón y China.

"Puedes mirarlo y concluir, como hago yo, que hay un pacto al que llegar", dijo el máximo enviado para el clima de Estados Unidos, Todd Stern, al comienzo de las negociaciones previstas para el 18 y 19 de octubre entre los países más contaminantes.

"Creo que es posible llegar a un acuerdo. Hay dificultades, pero por otro lado no hay tantos elementos como para no poder llegar a un acuerdo inicial", dijo, añadiendo que confiaba en el plazo de diciembre.

La reunión en Londres es la última de una serie de sesiones de discusión de las mayores economías iniciadas por Estados Unidos que pretenden respaldar las negociaciones de Naciones Unidas para lograr un nuevo acuerdo para ampliar o sustituir el existente Protocolo de Kioto en la reunión que tendrá lugar en Copenhague entre el 7 y el 18 de diciembre.

Entre otras propuestas, el mes pasado Indonesia dijo que habría recortado las emisiones de gases de efecto invernadero en una cuarta parte comparado con las cantidades actuales en 2020. El primer ministro chino, Hu Jintao, dijo que Pekín reduciría el aumento de las emisiones de carbono.

El nuevo gobierno japonés se comprometió a cumplir unos objetivos climáticos mucho más ambiciosos que el gobierno anterior.

"Hay muy buen ambiente", dijo el secretario británico de energía y clima, Ed Miliband, a la BBC el domingo.

Pero Miliband también señaló los dos obstáculos con los que lidiar: llegar a un acuerdo para conseguir recortar las emisiones de gases de efecto invernadero por parte de los países ricos en 2020 y sobre la financiación que dar a los países en vías de desarrollo.

"También hay algunos obstáculos importantes que tenemos que superar. Necesitamos una cifra (de emisiones) por parte de Estado Unidos".

Más noticias de Política y Sociedad