Público
Público

Egipto y UE buscan impulsar relaciones económicas en un nuevo marco político

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Unión Europea (UE) y Egipto iniciaron hoy un encuentro bilateral de alto nivel en El Cairo para impulsar los lazos económicos tras los últimos cambios políticos ocurridos en el país árabe.

Más de un centenar de empresas de quince países europeos -cuyo capital conjunto equivale al PIB de un estado como Holanda- participan en el foro, que durante dos días abordará la forma de mejorar la cooperación empresarial en distintos ámbitos, especialmente el turismo.

"A partir de ahora, la UE y Egipto van a ser socios muy especiales. La nueva relación va a ser tan fuerte y tan ambiciosa como la que más de todas las que la UE tiene con sus vecinos", dijo el enviado especial comunitario para el sur del Mediterráneo, Bernardino León, en un encuentro con periodistas.

Este impulso se verá traducido en un ambicioso paquete financiero cuyo monto no se conocerá hasta el final del encuentro pero que, según León, superará los mil millones de euros.

"Egipto va en la dirección correcta y este es el momento adecuado para implicarnos" señaló León, quien advirtió, no obstante, de que el país árabe todavía debe desarrollar una ambiente propicio para los negocios y las inversiones.

Tras destacar la gran oportunidad que representa un Egipto democrático, el representante europeo recordó que las ayudas de la UE "siempre son condicionales" y que la única ambición de Bruselas es apoyar la democracia en Egipto "sea quien sea el elegido para gobernar".

Durante la sesión inaugural del foro, el vicepresidente de la Comisión Europea (CE) y responsable de Industria, Antonio Tajani, solicitó a las autoridades egipcias que contribuyan a mejorar ese clima de negocios con medidas como las destinadas a garantizar la seguridad jurídica de las empresas.

"Queremos ayudar a los egipcios, pero también a nosotros mismos", subrayó el comisario italiano, que confió en la ampliación de las relaciones comerciales "a ambos lados del Mediterráneo".

Tajani firmó cuatro acuerdos de cooperación con el ministro egipcio de Industria, Hatem Saleh, quien reconoció la necesidad de simplificar los procedimientos para invertir en Egipto y establecer industrias que permitan crear puestos de trabajo con la ayuda de empresas europeas.

El ministro egipcio de Inversiones, Osama Saleh, indicó, por su parte, que su país ofrece unas oportunidades "atractivas" de inversión en los sectores de turismo, manufacturas, infraestructuras, agricultura, gas y petróleo, entre otros.

Egipto parece dispuesto a abrir su mercado como fórmula para superar la delicada situación económica que atraviesa desde el triunfo de la revuelta que desbancó del poder al presidente Hosni Mubarak en febrero de 2011.

Consciente de la necesidad de ayuda exterior, el mandatario egipcio, el islamista Mohamed Mursi, se reunió el pasado 13 de septiembre en Bruselas con el presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso.

El portugués le ofreció entonces conceder a Egipto una ayuda macroeconómica de unos 500 millones de euros si el país lograba un acuerdo sobre el préstamo solicitado al Fondo Monetario Internacional, aún pendiente.

La actuación del nuevo Gobierno islamista no ha traído por ahora importantes cambios económicos, donde prima el libre mercado, como sostuvo en la reunión el empresario egipcio Hasan Malek, vinculado a los Hermanos Musulmanes.

Los empresarios españoles, que forman la delegación más nutrida de los que han acudido al foro, aprovecharon para intercambiar experiencias y estudiar las nuevas oportunidades de negocio.

En declaraciones a Efe, Jaime Muguiro, directivo de la empresa Cemex España, que tiene proyectos de infraestructuras en Egipto, pidió a Mursi que respete los contratos suscritos anteriormente y devuelva la estabilidad al país "lo antes posible".

Mientras, el representante en la región de la compañía española de piensos Dibaq Diproteg, Zaki Ibrahim, consideró que el Gobierno egipcio "está dispuesto a escuchar y dejar el monopolio que había" durante el régimen de Mubarak.

Más noticias en Política y Sociedad