Público
Público

El Ejército francés reconoce haber matado por error a cuatro civiles afganos

EFE

El Ejército francés reconoció hoy que mató por error a cuatro civiles afganos durante una operación militar que tuvo lugar el pasado día 6 en el valle de Kapisa, al este del país.

Los cuatro civiles fueron víctimas de un misil tierra-tierra Milan lanzado por soldados franceses durante una operación contra insurgentes afganos, señaló el portavoz del Estado Mayor galo, Christophe Prazuck.

Uno de ellos murió en el acto, otros tres fruto de las heridas sufridas en un hospital de campaña francés y un quinto logró salvar la vida.

La Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) de Afganistán ordenó abrir una investigación.

Según Prazuck, las pesquisas están ya cerradas y han dado como resultado la responsabilidad del Ejército francés, que cometió un error, el primero de este tipo que tiene lugar en Afganistán.

La investigación ha determinado que los hechos se produjeron cuando un destacamento francés fue rodeado por siete insurgentes afganos.

La observación de la zona determinó que no había civiles en el entorno, por lo que los soldados galos fueron autorizados a disparar los misiles.

Según las pesquisas, cinco civiles se habían escondido en una zona arbolada y permanecían fuera de la visión de los soldados, a 1,5 kilómetros de ellos.

Los civiles se vieron afectados por la onda expansiva del misil y por metralla.

El portavoz señaló que en la región de Kapisa son corrientes los combates duros en una zona de gran densidad de población, lo que hace que los lanzamientos de misiles estén sujetos a estrictas medidas.

Precisó que la mayor parte de las víctimas civiles que se registran en Afganistán muere a manos de los insurgentes.

Prazuck aseguró que los familiares de las víctimas serán indemnizados conforme a los criterios fijados para este tipo de casos por la ISAF.

Más noticias de Política y Sociedad