Público
Público

El Ejército ruso adelanta el cierre de sus bases militares en Georgia

EFE

Rusia anunció hoy que cerrará a mediados de noviembre, varios meses antes de lo previsto, sus bases militares en territorio georgiano, en medio del conflicto diplomático entre ambos países y las protestas de la oposición georgiana en Tiflis.

El último convoy con tropas rusas abandonará la base de Batumi a mediados de este mes con destino a Armenia, donde Rusia también cuenta con una base militar, aseguró Igor Konáshenkov, portavoz del Comandante en Jefe del Ejército de Tierra, citado por la agencia Interfax.

Mañana, jueves, el penúltimo convoy con doce vehículos militares partirá de Batumi (Abzharia) rumbo a Rusia con equipos y armamento militar, añadió Konáshenkov.

Rusia se comprometió en mayo de 2005 a retirar sus tropas y cerrar sus dos bases -Batumi, a orillas del mar Negro, y Aljalkalaki, en la frontera con Turquía- en territorio georgiano antes de 2009, proceso de repliegue que comenzó en julio de ese año.

En esas dos bases militares, Rusia contaba con unos 4.500 efectivos, 115 carros de combate, 220 transportes y vehículos blindados y 170 piezas y sistemas de artillería.

Georgia consideraba "ilegal" la presencia de tropas rusas en su territorio, ya que en la cumbre de la OSCE de 1999 en Estambul, Moscú se comprometió a retirar sus tropas antes de finales de 2002, pero postergó su evacuación un año más, plazo que tampoco cumplió.

Las relaciones entre Tiflis y Moscú se encuentran prácticamente congeladas desde que en septiembre de 2006 las autoridades georgianas detuvieran y posteriormente expulsaran a cuatro militares rusos por espionaje.