Público
Público

Las elecciones en la RFEF serán en el último trimestre de 2008

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Asamblea General de la Federación Española de Fútbol (RFEF) aprobó hoy un nuevo reglamento electoral para celebrar las elecciones a la presidencia en el último trimestre de 2008, con unas exigencias que dificultan mucho la presentación del portavoz de la plataforma opositora, Mateo Alemany.

El fútbol español volvió a demostrar su confianza en Angel Villar, la persona que le rige desde hace veinte años, y respaldó por amplia mayoría todas las propuestas de su junta directiva, centradas en que desaparezca de sus Estatutos la referencia a su inclusión en el ordenamiento jurídico español (artículo 1, 4)y en la nueva normativa electoral.

Sin atender a la orden del ministerio de Educación que regula todos los procesos electorales de las federaciones, ni al auto de la Audiencia Nacional que hace tres días denegó a Villar la suspensión cautelar de dicha orden el resultado de la Asamblea supone un nuevo desafío al Consejo Superior de Deportes (CSD).

Ahora es el CSD, a través de su Comisión Directiva, el que tiene la palabra porque debe dar la aprobación final a los cambios incluidos en los estatutos y al reglamento aprobado hoy.

Mientras los seguidores de Alemany confían en que el no de la administración vuelva a cambiar la situación, Angel Villar se postuló como candidato único para iniciar su sexto mandato y cerró la sesión con un llamamiento a "la pacificación del fútbol" y un significativo "no podemos seguir así".

El visto bueno al presupuesto para 2008 y a la liquidación de las cuentas de 2007, definido como "el ejercicio más brillante de los últimos 20 años" por Villar, precedió al debate sobre la modificación de Estatutos para su adecuación a la Ley contra la Violencia y el Racismo y a los requerimientos de FIFA.

La oposición, representada hoy en los presidentes de las territoriales de Castilla-La Mancha, Antonio Escribano, y Andalucía, Eduardo Herrera, cuestionó que la FIFA exija que deje de figurar en los Estatutos la referencia a la inclusión de la RFEF en el ordenamiento jurídico español.

Dispuestos a aceptar la palabra de la Asamblea, ambos alertaron de los peligros de quedarse al margen de la ley española y criticaron el nuevo reglamento electoral, "menos democrático que el que propone la orden ministerial" y que "cercena" las opciones de cualquiera a ser candidato a la presidencia.

En favor de las propuestas de la junta directiva el presidente del Barcelona, Joan Laporta, discrepó de la orden ministerial por el acortamiento de mandato que representa para Villar, al obligarle a convocar elecciones antes del 31 de marzo cuando su mandato expira el 26 de noviembre, y por lo que supone de intervención del Gobierno.

Villar a su vez defendió que la RFEF es asociado de FIFA voluntariamente y debe acatar su normativa; criticó duramente la orden ministerial y su elaboración cuando ya se conocía la postura de FIFA ante cualquier injerencia de los gobiernos en las federaciones y en tono enfadado dijo estar harto de los que le acusan de aplicar la política del miedo.

"¿Es que las garantías las tiene sólo la administración?, ¿Es que son más demócratas que nosotros?, ¿Qué garantías nos dan?. La orden se ha hecho para lo que se ha hecho y todo el mundo lo sabe. Estoy hasta el gorro de escuchar lo que estoy escuchando. El fútbol español debería estar en contra de que se metan contra el autogobierno de las federaciones", dijo.

El presidente abogó por cambiar la situación actual y por que el fútbol se pronuncie sobre si quiere gobernarse por sus propias normas. "Si el dinero que nos dan los legitima a intervenir no lo queremos. Se trata de si el fútbol español quiere gobernarse por sus normas o queremos que vayan más allá y tenemos que decir basta ya", dijo.