Público
Público

Los embalses alaveses podrían cerrar sus compuertas esta noche o mañana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los embalses alaveses de Urrunaga y Ullibarri podrían cerrar sus compuertas esta noche o mañana si la situación se normaliza y se registran precipitaciones débiles.

La mesa de seguimiento del sistema Zadorra, que abastece de agua a Bilbao y Vitoria, se reunirá nuevamente esta tarde para analizar las previsiones meteorológicas y la situación de los pantanos alaveses.

Actualmente, Ullibarri y Urrunaga mantienen abiertas cuatro compuertas (3 Ullibarri y una Urrunaga) a través de las cuales están vertiendo al río Zadorra 25 metros cúbicos por segundo entre los dos embalses.

El Zadorra está soportando bien la masa de agua y no ha habido que lamentar ningún episodio de desbordamiento del caudal, según ha explicado hoy Tomás Epalza, coordinador de la mesa de seguimiento del Zadorra.

El río Santa Engracia, que asume el excedente de Urrunaga, aunque luego confluye con el Zadorra, también ha tenido un buen comportamiento y no ha habido inundaciones en las zonas ribereñas.

Ayer, cuando la comisión de seguimiento decidió abrir las compuertas de Urrunaga, la medida sorprendió porque hacía al menos 20 años que no se recurría a esta fórmula.

No obstante, las instituciones implicadas pusieron todos los medios para evitar daños en las inmediaciones de Vitoria, debido a que el río Santa Engracia apenas tiene caudal y podría sufrir un desbordamiento si acoge una cantidad importante de agua.

Sin embargo, la pretensión inicial de verter al río Santa Engracia 20 metros cúbicos por segundo se redujo a 5 metros cúbicos por segundo, debido a que no iba a llover tanto como lo previsto.

En estos momentos, los dos embalses alaveses, que abastecen de agua a Vitoria y Bilbao, están al 90 por ciento de su capacidad y ambos tienen un "colchón" para albergar las precipitaciones que puedan caer.

Las previsiones meteorológicas que maneja la mesa de seguimiento apuntan a un descenso de las precipitaciones para mañana y esperan que llueva en torno a 5 ó 15 libros por metro cuadrado.

La situación hoy de los embalses es "más positiva que ayer" porque ha llovido "bastante menos de lo previsto".