Público
Público

La empresa A y F Markets vende acciones en obras de arte

Ofrece la posibilidad de comprar participaciones en obras de arte por una cantidad inicial de diez euros

CONXA RODRÍGUEZ

A falta de poder poseer Las meninas, de Diego de Velázquez, o Guernica, de Pablo Picasso, quedará el consuelo de compartir la propiedad de algún bodegón de Juan Sánchez Cotán o de alguna instalación de Anthony Caro. La bolsa del arte ha sido abierta recientemente por la empresa A & F Markets, con sede en París y editora de Art Exchange, una publicación sobre el mundo del arte. Vender acciones en obras de arte es una iniciativa nueva que acaba de arrancar con dos obras de artistas contemporáneos.

La empresa mantendrá el derecho exclusivo de adjudicar participaciones por un periodo de tres a seis meses. Si en este plazo no ha conseguido vender el 20% de la propiedad, la galería asociada y propietaria del cuadro recuperará lo vendido y se quedará con la totalidad de la obra. Si un accionista posee el 80% de una pieza tendrá opción a adquirir el resto y a que la obra sea retirada de la bolsa.

El fundador de esta iniciativa es Pierre Naquin, de 26 años, quien no duda de que el mercado y el arte están globalizados y a punto para dar la bienvenida a su empresa a pesar de la crisis. "Sé que hay mucha gente interesada en el arte que no puede comprar obras porque le resultan inaccesibles. Esta es una forma de poseer arte sin tener que ser megarrico. Además, las obras en venta están expuestas en galerías y pueden contemplarse allí", explica el joven emprendedor, satisfecho con las ventas que ha hecho en los primeros días de funcionamiento.

Una obra de Sol LeWitt ha inaugurado este mercado

En su opinión, los principales compradores de arte hoy son coleccionistas de obras de segunda o tercera fila porque las de primera fila (las obras maestras que salen al mercado) les son inaccesibles por los altos precios. "Compartir la propiedad es una forma de poseer y contemplar las obras a un precio más asequible", dice Naquin convencido de que su idea se hará un hueco en las finanzas internacionales.

La expansión geográfica y artística son los horizontes a los que mira A & F Markets. "Hemos empezado con dos nombres contemporáneos, pero queremos incluir artistas de todos los países que abarquen todos los movimientos artísticos. Del arte actual tenemos previsto ir hacia el pasado hasta llegar a los clásicos.

Respecto a la expansión geográfica, el objetivo de A&F Markets es tener presencia física en Europa, Estados Unidos y China. "Aunque nuestro ámbito es internet, es decir, un mundo sin fronteras", comenta Pierre quien, de momento, tiene seis galerías asociadas a su proyecto y una lista de obras preparadas para continuar con la tienda abierta.

En la actualidad, hay seis galerías asociadas al proyecto

Forma irregular, una pintura del artista americano, conceptual y minimalista Sol LeWitt (1928-2007), valorada en 110.000 euros, ha sido la primera en salir a la venta por acciones a diez euros. El cuadro está expuesto en la galería Yvon Lambert de París, una de las participantes en el proyecto de Pierre Naquin.

La segunda pieza que ha entrado en esta bolsa del arte es Estreno de una obra inexistente, del italiano Francesco Vezzoli, valorada en 135.000 euros con una emisión de 13.500 acciones también a diez euros la acción. Los beneficios de la empresa dependen del 5% de comisión que obtiene de cada transacción. Hay otras obras haciendo cola para entrar a la bolsa, entre ellas, una instalación de Mike Kelley y una escultura de Richard Texier.

Tras la entrada de estos nombres en cotización, el fundador de A & F Markets quiere introducir obras de Picasso o de artistas de primera fila cuyas obras salen al mercado. Y si Guernica no sale a la venta quizás se pueda adquirir un 20% de algún retrato de Dora Maar del pintor malagueño o algún paisaje abstracto de Antoni Tàpies.

Más noticias de Política y Sociedad