Público
Público

Encuentran muerto al arzobispo caldeo de Mosul que fue secuestrado en Irak

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El arzobispo caldeo (católico) de Mosul, Boulos Faray Rahho, fue encontrado muerto hoy en las afueras de la ciudad, informó el obispo auxiliar de Bagdad, Shlemon Warduni, al servicio de información de la Conferencia Episcopal italiana (SIR).

El arzobispo de Mosul había sido capturado el pasado 29 de febrero por un grupo de hombres armados en un asalto en el que murieron el conductor del vehículo y dos guardaespaldas que le acompañaban.

Warduni explicó al SIR que los secuestradores se habían puesto en contacto con ellos ayer para explicarles que el arzobispo "estaba muy mal" y que esta mañana les llamaron para comunicarles que había muerto y le habían enterrado.

El obispo auxiliar de Bagdad añadió que, siguiendo las indicaciones de los captores, llegaron al lugar donde había sido enterrado y comprobaron que el cuerpo que allí yacía era el del arzobispo caldeo de Mosul.

"No sabemos aún si ha muerto por causas naturales debido a su precaria salud o si ha sido asesinado. Los secuestradores sólo nos informaron de que había muerto", añadió Warduni.

En los últimos tiempos varios sacerdotes y obispos caldeos han sido capturados en Irak pero siempre fueron liberados después de algunos días.

La Iglesia Caldea, católicos de rito oriental, la constituyen la mayoría de los cristianos iraquíes, que son casi 600.000.