Público
Público

Endesa canalizará la mitad de las inversiones de Enel hasta 2012

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La eléctrica italiana Enel, principal accionista de Endesa, presentó hoy su nuevo plan estratégico 2008-2012, periodo en el que prevé invertir 37.000 millones de euros, de los que 16.350 millones, el 43 por ciento, corresponden a los planes inversores previstos por la eléctrica española.

Endesa comunicó ayer un plan de crecimiento para ese mismo periodo y Enel tendrá que contribuir a las inversiones previstas por la compañía española, 24.400 millones, en función de su participación del 67,05 por ciento.

La nueva estrategia de Enel, presentada hoy por su consejero delegado, Fulvio Conti, se centra en el crecimiento orgánico, principalmente en energías renovables, y en la aportación de su área de negocio internacional.

El Consejo de la eléctrica aprobó ayer la constitución de una nueva filial de renovables en la que integrará todos sus activos de energías limpias, con la excepción de los de Endesa y las grandes centrales hidroeléctricas, y que estará operativa en los próximos meses.

Posteriormente venderá una participación minoritaria de la nueva compañía.

Los activos de renovables de Endesa quedan excluidos de la nueva sociedad ya que pasarán a la constructora de la familia Entrecanales, según los acuerdos firmados entre Enel y Acciona en abril de 2007 para gestionar la eléctrica española.

Enel está presente en España en el sector de las renovables mediante Eufer, sociedad que controla al 50 por ciento junto a Unión Fenosa.

Con estas inversiones, Enel prevé lograr un resultado bruto de explotación (Ebitda) acumulado de 74.500 millones de euros durante los cinco años del plan.

La nueva estrategia permitirá a Enel alcanzar un Ebitda de 16.600 millones de euros en 2012, un 66 por ciento más elevado que el logrado en 2007 (10.023 millones).

En el periodo 2008-2012 la italiana dedicará entre 8.000 y 12.000 millones de euros a reducir su deuda neta hasta situarla en una horquilla de 45.000-49.000 millones en 2012 con el objetivo de mantener su actual calificación crediticia.

A 31 de diciembre pasado, el endeudamiento neto del grupo empresarial era de 55.791 millones de euros, frente a los 11.690 millones que tenía en la misma fecha de 2006, incremento que se debió principalmente a la adquisición de Endesa.

Asimismo, el plan inversor prevé el reparto de 15.000 millones de euros en dividendos, 0,49 euros al año durante el periodo mencionado, y unos gastos financieros de 14.000 millones.

El año pasado Enel ganó 3.977 millones, lo que supone un incremento del 31 por ciento respecto a 2006.

Endesa representó aproximadamente la mitad de los resultados obtenidos por el área de negocio internacional de Enel, ya que los ingresos logrados por la italiana ascendieron a 7.654 millones, de los 3.447 millones procedieron de Endesa, mientras que el Ebitda se situó en 2.380 millones (1.229 millones por la eléctrica española).

Durante la conferencia de prensa, Conti calificó su relación con Acciona de "abierta y franca" y reiteró su confianza en el primer ejecutivo de la eléctrica española, Rafael Miranda, para continuar dirigiendo Endesa.

"No es verdad (que Enel y Acciona estén enfrentados). No hay crispaciones", dijo.

Endesa envió ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) su plan estratégico sin haber sido aprobado por el Consejo de Administración y con una aclaración en la que señalaba que la razón de su comunicación era la "inminente presentación" del plan de Enel.

La eléctrica advertía de que las previsiones e inversiones futuras anunciadas pueden sufrir modificaciones futuras.