Público
Público

ENFOQUE-Vacuna contra el dengue, cerca tras 70 años de búsqueda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Ben Hirschler

Tras 70 años de búsqueda, la victoriasobre la dolorosa e intensa fiebre del dengue, que la SegundaGuerra Mundial ayudó a esparcir por el mundo, estaría cerca.

El Ejército estadounidense, que como su enemigo japonésperdió miles de hombres debido a la enfermedad transmitida pormosquitos en la década de 1940, acumuló recursos para derrotaral asesino tropical.

Pero al parecer la batalla por desarrollar la primera vacunacontra la enfermedad no la ganó Estados Unidos, sino ellaboratorio francés Sanofi.

La compañía con sede en París espera resultados positivos enseptiembre de un ensayo clave entre niños de Tailandia, lo quecolocaría en el mercado en el 2015 una inmunización paraprevenir alrededor de 100 millones de casos de infección condengue cada año.

De las 20.000 muertes anuales que produce la enfermedad,muchos son niños.

Para Sanofi, que invirtió 350 millones de euros (unos 440millones de dólares) en una nueva fábrica francesa para crear lavacuna de tres dosis, esto podría significar 1.000 millones deeuros anuales en ventas, dado que la mitad del mundo estáexpuesto a la enfermedad, sobre todo en ciudades tropicales derápida expansión como Río, México, Manila y Mumbai.

Pero al igual que su rival GlaxoSmithKline, cuya nuevavacuna contra la malaria se ha mostrado prometedora contra otraenfermedad portada por los mosquitos, Sanofi también se estápreparando para la presión de hacer que su inmunización seaaccesible a los miles de millones de personas demasiado pobrescomo para pagar un precio de mercado.

Ha sido una larga espera. Con brotes locales identificadosen América, África y Asia desde el siglo XVIII -y consideradocomo un obstáculo militar grave por los generalesestadounidenses en su guerra contra España en 1898 en Cuba yFilipinas- el dengue se expandió en proporciones de pandemiaglobal en parte debido a los movimientos masivos de ejércitos através del Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial.

Ese conflicto, en el que unos 90.000 soldadosestadounidenses fueron hospitalizados por dengue, generó losprimeros esfuerzos por desarrollar una vacuna, por los quecientíficos de Estados Unidos y Japón aislaron el virusdiseminado por la picadura del mosquito Aedes aegypti.

Pero la enfermedad, que puede causar dolor muscular yarticular severo, ha avanzado sobre la salud de las tropas,desde Vietnam hasta Somalia y Haití, y vuelto miserable lasvidas de millones de civiles.

En los últimos 50 años se han disparado 30 veces los casos.La Organización Mundial de la Salud (OMS) oficialmente señalaque las infecciones se ubican entre 50 millones y 100 millonesal año, aunque muchos expertos creen que esta evaluación de losaños 90 subestima ampliamente la enfermedad.

La mayoría de los pacientes sobreviven pero se cree que lacondición provoca la muerte de unas 20.000 personas por año,muchas de ellas niños menos capaces de luchar contra ella.

HISTORIA DE DOS VACUNAS

La vacuna de Sanofi promete ser un éxito comercial para lafirma francesa, que necesita refrescar su cartera, debilitadapor la pérdida de varias patentes importantes.

Su estimación de ventas por más de 1.000 millones de eurosal año, supone que la inmunización se sume a los calendarios devacunación de rutina en América latina y Asia y que también sela apliquen las personas que viajen a lugares remotos y médicosmilitares de Estados Unidos y Europa.

Cumplir ese potencial de venta, mientras se lleva la vacunaa los cientos de millones que la necesitan cerca de lostrópicos, requerirá un cuidadoso equilibrio entre el precio y elsuministro del producto, que aún no tiene nombre comercial.

Orin Levine, director ejecutivo del Centro Internacional deAcceso a Vacunas (IVAC por su sigla en inglés) de la Escuela deSalud Pública Bloomberg de Johns Hopkins, considera que la nuevavacuna es una posible líder en ventas, pero advirtió que supuesta en marcha no será inmediata.

Primero, la vacuna necesita ser aplicada en tres momentos enel curso de un año, con el fin de combatir la amenaza de cuatrovirus diferentes del dengue, ninguno de los cuales confiereinmunidad para los demás.

"Habrá algunos desafíos", indica Levine. "Hay realmente unbuen potencial económico en esta vacuna, pero creo que podríallevar unos tres a cinco años ponerlo en marcha", agregó.

LA APUESTA DE SANOFI

Idealmente, los expertos en atención médica quisieran unaúnica dosis de la vacuna, o como mucho dos, para unainmunización masiva.

Una régimen más sencillo también sería mejor para losviajeros, aunque Pascal Barollier, de Sanofi Pasteur, unidad devacunas de Sanofi, manifiesta que muchos usuarios serán personasque realizan viajes regulares para ver a sus familias en Américalatina o Asia, con tiempo de planificación para ello.

Los militares, por su parte, suelen tener tiempo deplanificación para los movimientos de tropas.

En cualquier caso, Sanofi está colocando 350 millones deeuros en el desarrollo de una nueva fábrica de vacunas contra eldengue en Lyon, que ya está realizando producciones de prueba.

Es una apuesta sustancial, dado que Sanofi sólo sabrá si suvacuna realmente funciona cuando analice los datos de un primerestudio sobre su eficacia, realizado a 4.000 niños tailandeses.

Los resultados de ese estudio clínico, en lo que se conocecomo Fase IIb del proceso estándar internacional de tres etapasde evaluación, se esperan para el tercer trimestre de este año,probablemente septiembre.

También serán presentados para el escrutinio científico enel encuentro de la Sociedad Estadounidense de Medicina Tropicale Higiene en Atlanta, en noviembre.

Si los datos son buenos, Sanofi pedirá aprobación comercialen los países donde el dengue es endémico -como Australia,Malasia, Singapur, Tailandia y México- en el 2013, lo quesugiere que la luz verde de los reguladores llegaría en el 2014y el lanzamiento comercial sería en el 2015.

Las solicitudes de autorización en otros países y para losmercados de viajeros serían en el 2014 y 2015.

BIEN PERFILADA

Pruebas iniciales demostraron una respuesta inmuneequilibrada contra los cuatro tipos de dengue y Duane Gubler, dela Escuela de Graduados Médicos de Duke en Estados Unidos, queha investigado el dengue por cuatro décadas, es optimista.

"Todo lo que han hecho hasta aquí parece muy bueno",expresó.

"Creo que será una vacuna mucho mejor que la de la malaria",agregó Gubler, quien espera una tasa de eficacia de por lo menosentre el 75 y el 80 por ciento, muy por encima del 50 por cientoregistrado con la inmunización de la malaria de GSK.

No obstante, y aunque ambas son transmitidas por mosquitos,el dengue y la malaria son enfermedades bien diferentes.

La malaria, que transporta un mosquito diferente, sueleatacar a las poblaciones rurales. El dengue, en cambio, se haadaptado a la vida en la ciudad.

Pero sin medicamentos específicos para tratar el dengue -adiferencia de la malaria- el mundo necesita el éxito de estavacuna con urgencia.

($1 = 0.8089 euros)