Público
Público

El entrenador del Real Madrid confía en su mayor "fondo de armario" para tomar ventaja

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pablo Laso, entrenador del Real Madrid, confía en su mayor fondo de armario para poder superar al Barcelona y desequilibrar la final, lo que le daría, además, la opción de intentar el asalto al título en el Palacio de deportes madrileño, donde también se jugará el cuarto partido.

Tras volver del Palau con la eliminatoria igualada (1-1), los jugadores del Real Madrid se sienten reforzados en sus opciones de intentar el asalto al título. El equipo ha vuelto a ser sólido mentalmente y ha sabido sobreponerse a los malos momentos y, sobre todo, al mazazo del primer partido, con el triple de Marcelinho desde el centro del campo, en el último segundo, y tras haber dominado hasta por diecisiete puntos.

Además, la plantilla quiere dedicar la victoria a Tirso Lorente, fallecido en la madrugada del sábado. Tirso, entrenador del Real Madrid durante más de veinte años, era alguien muy querido por todos los jugadores.

Siempre en un tercer plano, Tirso siempre estaba dispuesto a ayudar en una sesión de tiro individual, en una recuperación tras una lesión. Era la mano amiga que daba una palmada y el puño fuerte al que asirse en los momentos de bajón. Descanse en paz.

Los jugadores, además de lucir crespones negros en señal de duelo, querrán homenajearle de la mejor manera posible para un entrenador, ganando.

El mayor banquillo del Real Madrid está siendo clave en la final, como ya lo fue en semifinales ante el Caja Laboral. Y también el lanzamiento triple con un 53 por ciento de acierto en el primer partido (8/15) y un 65 en el segundo (11/17).

Laso, además, está 'escondiendo' a Mirza Begic, dándole descanso y poco protagonismo, mientras que Ante Tomic y Erazem Lorbek se llevan los focos bajo los aros.

En el juego exterior también hay superioridad numérica blanca, porque mientras Juan Carlos Navarro y Pete Mickeal no encuentran demasiada ayuda anotadora en sus compañeros, Sergio Rodríguez (5 de 6 triples en lo que va de final), está siendo algo más que un complemento para Jaycee Carroll, Nikola Mirotic y Kyle Singler.

Defensa y rebotes serán claves como siempre y el factor ambiente también tendrá su importancia. Aunque las diez de la noche, entre semana, no parece la mejor hora para la afición, en el Real Madrid confían que el Palacio de Deportes se convierta en el sexto o séptimo hombre para conseguir el título.