Público
Público

Envenenamientos infantiles accidentales aún son problema grave

Reuters

Pese a los avances en algunosenvases, decenas de miles de niños estadounidenses en edadpreescolar concurren a las salas de emergencia cada año porenvenenamientos accidentales con medicamentos, suplementos uotros productos, informaron investigadores.

Expertos de la Comisión de Seguridad de Productos alConsumidor de Bethesda, en Maryland, revelaron que en el 2004más de 86.000 chicos menores de 5 años fueron tratados en unasala de emergencia por intoxicación accidental.

En más de la mitad de los casos, los pequeños habíaningerido un producto que, por ley, debía tener envaseresistente a los niños.

Los resultados sugieren que el diseño de esos envasespodría mejorarse, según indicaron los investigadores en uninforme publicado en la revista Pediatrics.

Los autores también aconsejan a los padres mantener todaslas sustancias potencialmente tóxicas fuera del alcance de losmenores, así tengan o no envases resistentes a los niños.

Una serie de sustancias tóxicas que se pueden encontrar enlos hogares requieren envases resistentes a los niños,incluidos los fármacos orales, algunas medicinas de venta libre(como la aspirina y otros analgésicos) y otros productos parael hogar, como solventes y anticongelantes.

No obstante, muchas otras cosas potencialmente peligrosasque se encuentran en una casa no están contempladas por laregulación. Por ejemplo, los detergentes u otros productos delimpieza, higiene personal y muchos medicamentos de venta bajoreceta y suplementos.

En el presente estudio, investigadores federales de EstadosUnidos hallaron que el 55 por ciento de los envenenamientosincluía a un producto regular, en su mayoría una medicaciónoral.

En los casos en los que se responsabilizaba por laintoxicación a un producto sin regular, los de limpieza eranlos más frecuentes.

"A pesar de los avances en los últimos años y a ladisminución de los envenenamientos fatales sin intención, lasintoxicaciones siguen siendo una preocupación de salud públicaimportante", escribieron los expertos Robert L. Franklin yGregory B. Rodgers.

Si bien los envases de protección infantil no son 100 porciento seguros, los investigadores señalaron que los estudiosdemuestran que, con los años, han reducido las tasas deenvenenamiento fatal y no fatal un 40 por ciento.

Esto sugiere que agregar envases más seguros a losproductos actualmente sin regulación podría ayudar a disminuiraún más las intoxicaciones infantiles, manifestaron Franklin yRodgers.

Con todo, los autores indicaron que los envases resistentesa los niños por sí solos no son suficientes. Primero,"resistentes a los niños" no es lo mismo que "a prueba deniños", por lo que algunos chicos podrían lograr abrirlos.

"Los padres y los cuidadores deberían ser alentados amantener siempre las sustancias tóxicas fuera del alcance delos chicos, aún cuando tengan envases resistentes a los niños",concluyó el equipo.

FUENTE: Pediatrics, diciembre del 2008

Más noticias