Público
Público

Ereván aplaude a París por penalizar la negación del genocidio armenio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ereván aplaudió hoy la decisión del Parlamento galo de penalizar la negación del genocidio armenio de 1915, una medida que ha provocado tensión diplomática entre Francia y Turquía.

"Francia ha confirmado que es la cuna de los derechos humanos y una vez más ha demostrado su lealtad a los valores de la humanidad", dijo el ministro de Asuntos Exteriores de Armenia, Eduard Nalbandián, citado por agencias locales.

Expresó su agradecimiento a las autoridades francesas, a la Asamblea Nacional de Francia y al pueblo de ese país europeo.

"Al reconocer, ya hace diez años, el genocidio armenio el pueblo francés demostró que los derechos humanos son su valor supremo, y hoy (...) confirmó que los crímenes de lesa humanidad no tienen fecha de caducidad y su negación, inequívocamente, debe ser juzgada", aseveró.

El vecino Azerbaiyán, país amigo de Turquía y enfrentado con Armenia a raíz del conflicto territorial por el enclave armenio de Nagorno Karabaj, manifestó, al contrario, su descontento con la resolución aprobada por una amplia mayoría de los diputados franceses.

"Lamentamos que un grupo de miembros del Parlamento de Francia se hayan convertido en rehenes de la diáspora armenia", dijo Elman Abduláev, portavoz de la cancillería azerbaiyana.

Turquía, al conocer la decisión de Francia, llamó a consultas a su embajador desde París.

Con anterioridad, Estambul amenazó a Francia con represalias diplomáticas y comerciales en caso de que ese país aprobara un texto legal que diera un nuevo espaldarazo al reconocimiento de un genocidio que Ankara niega.

La proposición de ley, que ahora debe pasar al Senado francés, prevé sancionar con penas de hasta un año de cárcel y 45.000 euros de multa a quienes nieguen los genocidios, entre ellos el que en 1915 costó la vida a hasta un millón y medio de armenios.

Turquía mantiene que los hechos que tuvieron lugar hace casi un siglo fueron una reacción del Ejército otomano a las revueltas protagonizadas por los armenios.

Más noticias en Política y Sociedad