Público
Público

El escritor Paulo Coelho reconoce que su vida cambió tras llegar a Compostela

EFE

El escritor brasileño Paulo Coelho reconoció hoy en su visita a Santiago de Compostela que su vida cambió después de hacer el Camino de Santiago en el año 1986.

Coelho tuvo ocasión de firmar en el Libro de Oro de la ciudad y de intercambiar regalos con el alcalde, Xosé Sánchez Bugallo, con el que visitará esta tarde la calle que llevará su nombre para, a continuación, participar en una de las hogueras que se celebren esta noche, con motivo de la festividad de San Juan.

Durante la firma hubo un intercambio de presentes en el que el alcalde entregó a Paulo Coelho una copia de un libro de un peregrino que hizo el Camino de Santiago en el siglo XV, así como un pergamino en que se recoge la concesión del nombre del escritor a una calle compostelana, mientras que Coelho, por su parte, obsequió al alcalde con un regalo que no podrá abrir hasta mañana.

El escritor señaló que para él "es un honor" volver a Compostela. "Siempre fue muy importante para mí, porque mi vida cambió después de hacer el camino de Santiago", afirmó y apuntó que no lo hizo más de una vez y que tampoco lo completó, ya que salió de la localidad francesa de Saint Jean Pied de Port hasta O Cebreiro (Lugo), y que desde allí cogió un autobús hacia Santiago.

Asimismo afirmó que cada vez que está en Santiago se siente "como en casa" y reconoció que la noticia de la calle, de la que se enteró por un amigo de A Coruña, le tocó "muchísimo".

Coelho se mostró emocionado por ser la primera calle que lleva su nombre en vida y bromeó diciendo que espera que después de que muera tenga otras calles en otras ciudades.

Bugallo, por su parte, indicó que la calle, de nueva creación, es paralela a la antigua carretera nacional N-634 y que hoy sólo van a visitarla, pero que esperan inaugurarla el año que viene.

Sobre su experiencia personal, Coelho dijo que "el camino de Santiago empezó en Santiago" y que desde ahí tuvo que mirarse a sí mismo y que fue entonces cuando decidió hacerse escritor.

El escritor explicó que "con 39 años uno no empieza a ser una cosa" y que él lo dejó todo para empezar a escribir "El Peregrino de Compostela", su primera novela.

Indicó también que lo más importante del camino "no es el plan en el que lo haces", que el camino es más importante que el caminante y que cuando lo haces "llegas aquí con otra perspectiva de vida".

Coelho afirmó que al llegar vio que el camino era "la sencillez, el contacto con la gente" y recordó los versos de Machado: "caminante no hay camino, se hace camino al andar".

Esta noche el escritor visitará los jardines de la Finca de Vista Alegre, después de descubrir una placa conmemorativa de su visita en el parque de San Lázaro y visitar la calle que llevará su nombre, para ver las hogueras que se organizan en el entorno con motivo de la noche de San Juan.

Más noticias de Política y Sociedad