Público
Público

Espaldarazo chino a la confianza en la economía española

La prima de riesgo retrocede más de 13 puntos en los dos días de visita de Li Keqiang. China alaba las reformas españolas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La celebración del año nuevo chino, que tendrá lugar el próximo 3 de febrero, va a ser distinta a la de otros años. Al menos ese fue el deseo que el viceprimer ministro de la República Popular China, Li Keqiang, expresó ayer en Madrid. 'Me gustaría que en todas las mesas chinas este año se celebre el año nuevo con jamón, vino y aceite de oliva español', aseguró en su discurso ante medio centenar de empresarios españoles.

Ese deseo cordial marcó el tono de la visita de la delegación china, repleta de señales de confianza en el futuro de la economía española, y que los principales empresarios del país, como César Alierta, presidente de Telefónica, o Antonio Brufau, presidente de Repsol, calificaron de muy positiva.

Keqiang confía en que España lidere el crecimiento europeo en 2013

El que todos colocan como máximo dirigente de la República Popular China en los próximos años reiteró ante los empresarios el compromiso que la noche anterior había mostrado a la ministra de Economía, Elena Salgado. 'China es un inversor responsable y de largo plazo en el mercado financiero español y tiene mucha confianza e interés en él', afirmó Li Keqiang.

La señal retumbó con fuerza en los mercados financieros. La prima de riesgo de la deuda española cayó en su diferencial respecto al bono alemán a 10 años. En los dos días que Keqiang ha estado en España esta referencia ha pasado de 250 a 237 puntos, en un contexto alcista para el resto de países de la periferia del euro.

'Esta visita es muy importante para ayudar a la credibilidad de la economía española y a generar confianza de los mercados internacionales', aseguró Pedro Solbes, presidente del Foro España China, a la salida del encuentro.

El comercio bilateral debe alcanzar los 40.000 millones en 2011

En su visita a la Moncloa, Li Keqiang dijo al presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, que las medidas adoptadas para paliar la crisis son 'duras, pero necesarias y adecuadas', al tiempo que expresó su confianza en que, como pronostica el Fondo Monetario Internacional, España podría liderar en 2013 el crecimiento de la Unión Europea.

En el ámbito empresarial, la visita de la delegación china ha servido para rubricar los esfuerzos de las empresas españolas presentes en aquel país durante los últimos meses. Gracias a ellos, el presidente del Gobierno ratificó junto a Li Keqiang 16 convenios de colaboración entre ambos países, cuatro de ellos públicos y 12 privados.

Los compromisos fueron descritos como un paso para avanzar en la necesaria reducción de los 'desequilibrios insostenibles a largo plazo entre ambas economías', según advirtió el vicepresidente de la Confederación de Empresarios (CEOE), Arturo Fernández, refiriéndose al déficit comercial (diferencia entre importaciones y exportaciones) de España con China, que alcanzó los 15.600 millones entre enero y octubre de 2010.

Las exportaciones españolas a China subieron un 33,6% en 2010

Por su parte, el ministro de Industria y Turismo, Miguel Sebastián, quien inició su discurso ante los empresarios con unas cordiales palabras en chino, destacó el significativo avance de las relaciones entre ambos países en los últimos meses. Entre enero y octubre, las exportaciones españolas a China superaron los 2.140 millones, lo que supone un incremento del 33,6% sobre el mismo periodo del año anterior.

Por ello, Rodríguez Zapatero y el mandatario chino han revalidado el compromiso adquirido en enero de 2009, según el cual el comercio bilateral entre ambos países deberá alcanzar los 40.000 millones de euros en 2011, casi el doble que en 2010.

'Con esta visita, los chinos, que son muy agradecidos, nos devuelven el apoyo institucional de España a aquel país en los momentos más complicados para su economía', explicó Andrés Cosmen, presidente de Alsa, una de las empresas españolas pioneras en el mercado chino. Entre los servicios prestados estaría el apoyo de España para la organización de los Juegos Olímpicos de Pekín, según explicó el presidente de las Cámaras de Comercio, Javier Gómez Navarro.

1. Hablando el mismo idioma

Fernando Salazar, vicepresidente del ICEX, ejerció de perfecto anfitrión del encuentro empresarial hispano chino. Sabiendo por experiencia (fue consejero comercial en Pekín) que las formas son clave en los negocios con los chinos, exhibió su dominio del mandarín para coordinar el desayuno.

2. 1.300 millones de chinos invitados a España

El vicepresidente chino hizo un llamamiento a sus compatriotas (China tiene 1.300 millones de habitantes) para que elijan España como destino de vacaciones. Es seguro que no todos lo harán, pero sí se espera un fuerte crecimiento del número de visitantes procedentes del país asiático. De los 52 millones de turistas que llegaron a España en 2009, 89.523 fueron chinos y las previsiones oficiales estiman que esa cifra ascenderá a 300.000 en 2012. Durante los diez últimos años, el turismo chino a todos los países ha crecido espectacularmente (un 470%), impulsado por la modernización económica del país.

3. Desayuno paritario

Los 50 empresarios españoles asistentes al desayuno compartieron mesas con sus homólogos chinos a razón de cinco representantes de cada país por mesa. Eso sí, algunos tuvieron acceso privilegiado a Li Keqiang, como César Alierta, presidente de Teléfonica, o Jorge Calvet, de Gamesa, que se reunieron personalmente con Keqiang.

4. 'Wall Street Journal' rebaja el tono

'El gobernante chino se irá con poco más que una loncha de caro jamón ibérico bajo el brazo'. Esta es una de las frases con las que describió ayer el periódico estadounidense ‘The Wall Street Journal' en uno de sus blogs la vista de Li Keqiang a España. El diario no menciona la compra de deuda pública y considera que los acuerdos alcanzados no son suficientes para sacar a España de 'la zanja'.  

Más noticias en Política y Sociedad