Público
Público

España gana a Eslovenia y depende de Polonia para clasificarse

Reuters

La selección española de balonmano ganó el jueves a Eslovenia 32-40 en el último partido de la segunda fase y depende de que Polonia gane a Francia en el partido que se jugará en la noche del jueves para clasificarse a las semifinales del Europeo que se está disputando en Austria.

España cumplió su parte dominando con claridad a una débil selección de Eslovenia en el pabellón Olympiahalle de Innsbruck, pero no depende de sí misma y necesita que Polonia gane a los actuales campeones del mundo para clasificarse por diferencia de goles.

Los de Valero Rivera comenzaron el campeonato desplegando un gran y efectivo juego que sirvió para ganar con contundencia a República Checa y Hungría, pero el empate ante Francia en la primera fase y la posterior derrota ante Polonia, en el primer partido de la segunda ronda, complicaron las esperanzas de clasificarse a la penúltima ronda del torneo.

A España le basta ahora con que Polonia, ya clasificada, derrote a Francia ya que se empataría a 7 puntos con la selección gala pero saldría beneficiada gracias a la diferencia de goles.

El extremo del Barcelona "Juanín" García amplió su cuenta en el campeonato con lo que superó la marca de 702 goles conseguida por Muñoz Melo como máximo goleador de la historia de la selección española.

La segunda ronda está compuesta por dos grupos de seis selecciones en los que se acumulan las victorias conseguidas en la primera fase.

En el Grupo 1, Islandia está clasificada para las semifinales tras su victoria por 35-34 ante Noruega y la otra plaza se la disputan las selecciones de Croacia y Dinamarca que juegan el jueves más tarde.

Los dos primeros de cada grupo juegan las semifinales cruzados (sábado 30 de enero) y los ganadores se enfrentarán en la final (domingo 31 enero) en Viena.

El actual campeón es Dinamarca, que se coronó en la edición disputada en 2008 en Noruega.

Más noticias de Política y Sociedad