Público
Público

España juega su único amistoso en casa del mítico 'ogro de Bakú'

EFE

La selección española disputará su único amistoso preparatorio para la Copa de las Confederaciones ante Azerbaiyán en el estadio Tofik Bakhramov de Bakú, la ciudad donde nació uno de los grandes mitos del ajedrez, Gari Kasparov, conocido como el 'Ogro de Bakú'.

Kasparov (Bakú, 13-04-1963) es todo un héroe local. Un icono. Fue el campeón del mundo más joven de la historia en 1985 y se retiró en 2005 para dedicarse a la política y a desarrollar sus dotes como escritor.

El fútbol en Azerbaiyán es uno de los deportes rey, pero no ha tenido la evolución ni la repercusión de otros como el propio ajedrez, la halterofilia, el judo y otras disciplinas.

La selección de Azerbaiyán, de hecho, es uno de los equipos que están en el 'sótano' del fútbol europeo. Es la 134 de la clasificación mundial FIFA y en el Viejo Continente tan sólo supera a Malta, Liechtenstein, Islas Feroe, Andorra y San Marino. Su mejor puesto fue el 97 en 1999.

Representativo de un país independiente desde 1991, a raíz de la desintegración de la URSS, enclavado entre Rusia, Georgia, Armenia, Irán y Turquía, y bañado por el mar Caspio, el equipo nacional azerbaiyano nació en 1992 y dio sus primeros y difíciles pasos con la ayuda del brasileño Carlos Alberto Torres.

Su desarrollo está siendo muy lento, tanto en a nivel de selección como en los clubes en su Liga, cuya última edición ha ganado el FK Baki, pero la aportación económica de la FIFA a través del 'Proyecto Goal' en 2005, y la llegada de jugadores foráneos, está contribuyendo a que esté en la primera fase del despegue.

Azerbaiyán, obviamente, nunca ha logrado clasificarse para una gran cita internacional, pero ya ha obtenido triunfos para el recuerdo, como los obtenidos ante Eslovaquia en la fase previa del Mundial de Corea y Japón, frente a Suiza en la de Francia'98 y contra Serbia y Montenegro en la de la Eurocopa 2004.

También fueron considerados triunfos empates en casa ante Gales (1-1), Irlanda del Norte (0-0) y Austria (0-0) en la previa de Alemania'06 y la derrota por la mínima en Inglaterra, donde la balanza la desniveló un solitario tanto del ex madridista Michael Owen.

Uno de los jugadores azerbaiyanos más famosos en toda su historia fue Anatolii Banishevski, que participó en la semifinal del Mundial de 1966 con la selección soviética, y otra de las personalidades más destacadas fue el juez de línea Tofik Bakhramov, quien fue uno de los protagonistas en la validación del tercer tanto inglés contra Alemania Federal en la final de aquella misma Copa del Mundo disputada en Inglaterra.

Actualmente, el balompié azerbaiyano se encuentra bajo la batuta de un técnico experto y laureado como el alemán Berti Vogts, quien afrontó el tremendo reto de que el equipo caucásico diera una buena impresión en la fase previa para el Mundial de Sudáfrica 2010 y mejorase sus prestaciones.

Vogts tiene una plantilla en la que son mayoría los jugadores que militan en clubes locales salvo Rashad Sadigov (Kocaelispor), Sasha Yunisoghlu (Polonia Varsovia) y Daniel Akhtyamov, y hay varios brasileños nacionalizados como el defensa Ernani Pereira, el medio Fabio Luis Ramim y el delantero Leandro Gomes.

El técnico germano no ha conseguido de momento ese ansiado despegue. El equipo azerbaiyano sigue acusando una tremenda falta de acierto ofensivo, con lo que dilapida su buena labor defensiva. De hecho su derrota más contundente en la fase previa del Mundial de Sudáfrica ha sido el 2-0 encajado en Rusia.

El partido ante España se disputará en el estadio Tofik Bakhramov, donde juegan el Netfchi Baku y el FK Bakú, con capacidad para 30.000 espectadores.

Para Azerbaiyán será un día grande. Cuando aún resuenan los ecos del partido contra la Gales de John Benjamin Toshack recibir a España se ha convertido en un honor para el equipo que quiere demostrar que ha progresado, para la capital, situada en la parte occidental del Mar Caspio, y para todo el país, que tiene 86.600 kilómetros cuadrados y una población de 8,53 millones, de los que más de 306.000 juegan al fútbol, pero tan solo están registrados unos 19.000.

Será un día de fiesta recibir al mejor equipo del mundo del momento, que hará escala en Bakú durante tres días camino de Sudáfrica para participar en la Copa de las Confederaciones.

Más noticias de Política y Sociedad