Público
Público

España paga hasta un 50% más de intereses por su deuda

El Tesoro coloca 2.493 millones en bonos a tres y cuatro años pero a rentabilidades que en algunos casos superan el 5%

PUBLICO.ES / AGENCIAS

Con la prima de riesgo coqueteando abiertamente con la barrera de los 500 puntos básicos, con un Ibex-35 en desplome casi continuo, la subasta de este martes le ha salido cara al Tesoro Público.

España colocó 2.493 millones de euros en tres emisiones de bonos a tres y cuatro años y cubrió sus objetivos pero a un altísimo coste: la rentabilidad de los bonos españoles ha subido entre un 20 % y un 50% con respecto a la última subasta, superando en algunos casos los tipos de interés el 5%.

Según informó el Tesoro,  en total se adjudicaron 371,8 millones en Obligaciones del Estado con un cupón del 4,4% por las que el Tesoro pagó un interés marginal del 4,421%, frente al 2,96% de la anterior subasta, celebrada el 11 de abril, cuando se colocaron 1.127 millones.

Además, el Tesoro colocó 1.097,6 millones en bonos con cupón del 3,25%, a los que aplicó un tipo de interés del 5,13%, frente al 3,428% de la anterior subasta que tuvo lugar el 20 de marzo.

Por último, la institución adjudicó 1.024 millones de euros en obligaciones con un cupón del 4%, pagando un interés del 4,917% frente al 4,029% aplicado la semana pasada.

Como es habitual en las últimas subastas, la demanda superó con creces a la oferta, al alcanzar los 7.365,4 millones de euros.

No obstante la subida de la rentabilidad, el mercado secundario de deuda reaccionaba de forma positiva a la emisión española. Más tibia era la reacción de la renta variable, de modo que el principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, permanecía prácticamente plano y sufría un descenso del 0,01%.

La emisión ha acusado la delicada situación que atraviesa la zona del euro: lla convocatoria de elecciones en Grecia en junio podría desembocar en la salida del país de la moneda única sin descartar un contagio a otros estados como España o Italia. La prima de riesgo de España, que mide el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo, se reducía hasta 483 puntos básicos, prácticamente los mismos con los que cerró la víspera, después de haber tocado en algún momento en lo que va de sesión los 490 puntos básicos, tras caer la rentabilidad del bono español al 6,2%. 

Los esfuerzos del Gobierno y las opiniones de los expertos no bastaban para disipar las dudas que suscita la economía española y la debilidad de su sistema financiero, unas dudas que en los últimos días han elevado la prima de riesgo de España a máximos desde la creación del euro, por encima de 500 puntos básicos.

España tiene pendiente este mes una última emisión de deuda, de letras a tres y seis meses, de la que aún se desconoce el importe.

Más noticias de Política y Sociedad