Público
Público

Se estrecha el cerco alrededor del Gobierno de Micheletti

EFE

El cerco internacional contra el Gobierno que asumió en Honduras tras la destitución de Manuel Zelaya como presidente se estrecha, mientras en el país sus partidarios y los del nuevo mandatario, Roberto Micheletti, se movilizan.

El Banco Mundial (BM) se sumó hoy a la presión para lograr la restitución de Zelaya a su puesto con el anuncio de la suspensión de la entrega de 270 millones de dólares pendientes de desembolsar para proyectos en Honduras hasta que no se aclare la situación política en el país.

La Asamblea General de la ONU, reunida para tratar el caso de Honduras, aprobó hoy por aclamación una resolución en la que pide la "inmediata e incondicional" restitución de Zelaya como presidente "legítimo y constitucional" de Honduras.

"Esta resolución expresa la indignación del pueblo de Honduras y del resto de la comunidad internacional", dijo el depuesto gobernante de Honduras, al dirigirse a la Asamblea poco después de la aprobación unánime de esa resolución.

Se espera que la Organización de Estados Americanos (OEA), que se reúne hoy en Washington con Zelaya como invitado, emita una dura resolución por lo ocurrido en Honduras, o incluso tome medidas contra el Gobierno de Micheletti.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, señaló hoy que "sin reconocimiento legal, sin recursos, sin posibilidad de acudir a un organismo internacional de crédito, sin ser admitido en ningún organismo internacional, sin relaciones con ningún país, la dictadura no es capaz de sostenerse".

Varios países han tomado ya medidas contra el Gobierno de Micheletti. Los miembros de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), a la que Honduras se incorporó durante el Gobierno de Zelaya, decidieron el lunes retirar sus embajadores en Tegucigalpa.

El Gobierno de España pidió hoy a los países de la Unión Europea (UE) que llamen a consultas a sus embajadores en Honduras de forma "urgente" para mostrar la "firmeza" en la condena del golpe militar que ha forzado la salida del país de Zelaya.

El príncipe Felipe, heredero de la Corona española, y el presidente saliente panameño, Martín Torrijos, que se reunieron hoy en Panamá, coincidieron en señalar lo oportuna que ha sido la reacción de la comunidad internacional a la hora de salir en defensa del orden constitucional en Honduras.

Otros países, como México, Chile y El Salvador, llamaron a consultas a sus representantes diplomáticos en Honduras, un paso que de momento Estados Unidos no planea dar, ya que considera importante tener un representante sobre el terreno en la búsqueda de una solución" a la crisis.

Guatemala, El Salvador y Nicaragua fueron más allá y resolvieron cerrar las fronteras al comercio con Honduras como medida de presión para que Zelaya sea restituido, lo que la Federación de Cámaras Agropecuarias y Agroindustriales (Fecagro) de Centroamérica criticó hoy porque, a su juicio, restringe las libertades de empresa, industria y comercio.

La Comisión Legislativa de Ecuador convocó hoy a los presidentes de los poderes legislativos de los países de América Latina a una reunión extraordinaria mañana y el jueves para evaluar "la crisis democrática en Honduras y sus posibles consecuencias para la región".

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, defendió hoy el principio de la "no intervención" externa ante la crisis política en Honduras, el cual dijo "no puede ser sesgado".

En Honduras, después de que el lunes se produjeran los primeros enfrentamientos de consideración desde que el domingo los militares detuvieran a Zelaya y lo sacaran por la fuerza del país, diversas organizaciones populares mantienen protestas para exigir el regreso del mandatario depuesto.

Para hoy está convocada una marcha de la Unión Cívica Democrática (UCD), formada por políticos, empresarios, iglesias y organizaciones sociales, en defensa de la Constitución y la paz.

Micheletti y su canciller, Enrique Ortez, insistieron hoy a diversos medios de la región que en Honduras no ha habido "nada ilegal" y que se trata de una "sucesión constitucional".

En cuanto al anuncio de Zelaya de que el jueves regresará al país para retomar la Presidencia, Micheletti advirtió que los tribunales de justicia "tienen una orden de captura contra él".

En una entrevista desde Tegucigalpa con la emisora colombiana Caracol Radio, Micheletti dijo que la orden de captura contra Zelaya es consecuencia de "los delitos" que cometió por su "interés de continuar en el Gobierno o por la actitud prepotente con que él había asumido los últimos meses de Gobierno".

El golpe contra Zelaya tuvo lugar el mismo día en que se iba a celebrar una consulta popular con vistas a una reforma constitucional, convocatoria que él mantuvo, a pesar de haber sido declarada ilegal por la justicia y el Congreso.

Micheletti dijo, además, que ordenó al nuevo canciller viajar a los países de la región para explicar las razones de la expulsión de Zelaya.

"Nombramos al canciller para que se traslade a todos los países amigos para ver la posibilidad (...) de dialogar, porque se ha escuchado una versión, no se han escuchado la parte que motivó la salida del presidente Zelaya", afirmó.

Ortez, por su parte, indicó hoy que el secretario general de la OEA, que ha afirmado que "con gusto" va a acompañar en su regreso a Zelaya, va a poder entrar en el país, pero no el depuesto jefe de Estado.

"No vamos a permitir (a Zelaya) venir a crear molotes (líos) innecesarios para que el pueblo hondureño esté tranquilo", aseguró.

La mandataria argentina, Cristina Fernández, y el presidente de la Asamblea General de la ONU, el nicaragüense Miguel D'Escoto, también van a formar parte de la comitiva.

Por otro lado, Micheletti dijo que en su Gobierno están preocupados porque algunos países, los cuales no mencionó, están apoyando actividades de vandalismo en las calles de Tegucigalpa.

"Todo el mundo entiende que hay una participación muy activa de gente que no es del país, está tratando de colaborar en los actos vandálicos de algunos grupos", subrayó.

El titular de la Coordinadora de Movimientos Sociales de Honduras, Luther Castillo, anunció al canal Telesur que hoy desde diferentes partes de Honduras comenzaron a llegar a Tegucigalpa "refuerzos populares" en apoyo a Zelaya.

Más noticias de Política y Sociedad