Público
Público

Un estudio detecta aumento de colitis en los niños

Reuters

Por Amy Norton

Un estudio sobre niños delnorte de California, Estados Unidos, detectó que losdiagnósticos de colitis ulcerosa se triplicaron entre 1996 y el2006 por motivos desconocidos.

La colitis ulcerosa es una de las dos principales formas deenfermedad intestinal inflamatoria (EII), un grupo detrastornos causados por una inflamación crónica de losintestinos, que produce dolor abdominal y diarrea. La otraforma es la enfermedad de Crohn.

Se estima que 1 millón de estadounidenses tienen EII. Pero,en los niños, poco se sabe de la epidemiología de la EII.

Los autores analizaron diagnósticos de EII en menores de 17años del plan de salud de Kaiser Permanente, en el norte deCalifornia.

El equipo halló que la tasa de colitis había pasado de 1,8casos por cada 100.000 niños en 1996 a 4,9 por cada 100.000 enel 2006. Los diagnósticos de la enfermedad de Crohn pasaron de2,2 a 4,3 casos por cada 100.000 niños, aunque la diferencia noes estadísticamente significativa.

El estudio, publicado en Journal of Pediatrics, noidentificó los motivos del aumento de los casos de colitis.

Pero una posibilidad sería el cambio demográfico en laregión norte de California, según el autor principal, doctorOren Abramson, gastroenterólogo pediátrico de KaiserPermanente, en Santa Clara.

En los últimos 20 años, creció significativamente laproporción de residentes asiáticos e hispanos. En el estudio,los niños asiáticos e hispanos registraron una crecientecantidad de casos de colitis ulcerosa y, a diferencia de losniños blancos, afectados por la colitis y la enfermedad deCrohn en igual proporción, los asiáticos e hispanos eran máspropensos a tener colitis que Crohn.

Abramson dijo que se necesitan más estudios para conocer sila occidentalización de los inmigrantes asiáticos e hispanosmodifica el riesgo infantil de la colitis.

Señaló también que pocos estudios habían hallado pruebas deque el riesgo de EII en ciertos grupos inmigrantes crecieraluego de abandonar sus países de origen, incluidos losasiáticos que migraron a Reino Unido y los mexicanos que seradicaron en Estados Unidos.

Se necesitan más estudios, dijo, sobre si los cambiosalimentarios, del estilo de vida y el ambiente influyen en estatendencia. Ese trabajo permitiría conocer los factoresambientales clave en la EII.

Se desconoce la causa exacta de la EII, pero incluiría unareacción inmunológica exagerada que lesiona el tejidointestinal. Los expertos sospechan de la combinación de lasusceptibilidad genética y algún disparador ambiental.

Los resultados muestran un aumento de los casos pediátricosde colitis ulcerosa, pero se ignora su alcance. "Creo quepodrían aplicarse a zonas en Estados Unidos con una demografíasimilar."

Para el autor, los resultados sugieren que los pediatrasdeberían prestarle más atención a la EII en niños asiáticos ehispanos con dolor abdominal y diarrea. Los estadounidensesblancos tienen tasas más altas de colitis y enfermedad de Crohnque las minorías, consideradas "de bajo riesgo".

Abramson dijo también que hay otros factores que tambiéninfluirían en el aumento de los casos de colitis.

Uno, mencionó, sería la disminución del tabaquismo desde ladécada de 1990. En algunos estudios, fumar está asociado con unmenor riesgo de desarrollar colitis, mientras que en otros, elhumo de segunda mano tendría un efecto protector.

Es posible también que los pediatras estén más atentos a laEII y eso aumente los diagnósticos, dijo Abramson, aunque esono explicaría por qué crecen los diagnósticos de colitismientras los de la enfermedad de Crohn se mantienen estables.

FUENTE: The Journal of Pediatrics, online 19 de abril del2010.

Más noticias de Política y Sociedad