Público
Público

Estudios desafían valor vitamina B en reducción riesgo cardíaco

Reuters

Por Rachael Myers Lowe

Dos estudios recientementepublicados llegaron a conclusiones contradictorias sobre elvalor de la vitamina B y el ácido fólico en la reducción delriesgo cardíaco. ¿Qué pueden hacer los médicos y lospacientes?

"No mucho", dijo el doctor Steven Woloshin, del Institutopara Políticas de Salud y Práctica Clínica de la DartmouthUniversity.

"Un estudio es muy débil y no se puede confiar en susresultados, el otro no aporta demasiado a los médicos ni a lospacientes", indicó a Reuters Health.

En el primer estudio, un equipo en Japón indagó si el ácidofólico y las vitaminas B6 y B12 en la alimentación tenían algúnefecto en la mortalidad por enfermedad coronaria.

Los alimentos ricos en vitaminas B y ácido fólico incluyena los porotos, las lentejas, las papas, la espinaca, elbrócoli, los repollitos de Bruselas y algunas frutas, como labanana, la frutilla y la naranja.

Con datos de un estudio observacional, el equipo de RenzheCui calculó los nutrientes que 23.119 hombres y 35.611 mujeresingerían a diario, según sus respuestas a cuestionarios sobre"frecuencia" alimentaria.

Tras 14 años de seguimiento, hubo 3.815 muertes porenfermedad cardíaca en la muestra de 58.730 personas: 986 poraccidente cerebrovascular (ACV), 424 por enfermedad coronaria,318 por insuficiencia cardíaca y 2.087 por enfermedadcardiovascular.

Los resultados sugirieron que una dieta rica en ácidofólico y vitamina B6 estaría asociada con una disminución delriesgo de morir por insuficiencia cardíaca en los hombres y porACV, enfermedad coronaria y enfermedad cardiovascular en lasmujeres.

En la revista Stroke, de la Asociación Estadounidense delCorazón, el equipo concluyó que un mayor consumo de ácidofólico y de vitamina B6 ayudaría a prevenir la enfermedadcardiovascular.

Woloshin cuestionó la validez de esa conclusión debido aldiseño del estudio. Los autores, dijo, no pueden deducir de losdatos los factores responsables de las diferenciasregistradas.

"Por ejemplo, las mujeres eran más propensas a fumar sicomían menos folato. Quizás tenían otros hábitos pocosaludables y por eso eran más propensas a morir porinsuficiencia cardíaca", indicó. Pero los datos reunidos no loexplican.

El especialista aseguró que se necesita un ensayocontrolado aleatorio para llegar a aquella conclusión.

Un equipo de la Universidad de Bergen, en Noruega, analizódatos del estudio Western Norway B Vitamin Intervention Trial,que incluyó a 3.090 pacientes con sospecha de enfermedadcoronaria.

El equipo realizó angiogramas para detectar la obstruccióndel flujo sanguíneo en las arterias coronarias y extrajomuestras de sangre para medir los niveles de la enzimahomocisteína. Su aumento está asociado con un incremento delriesgo cardíaco.

Al azar, los participantes tomaron una de tresformulaciones de suplementos: ácido fólico, B6 y B12, oplacebo. El análisis incluyó a 183 pacientes con un total de309 lesiones coronarias. A los 10 meses, se les realizaronnuevos angiogramas y análisis de sangre.

Aunque la homocisteína en sangre disminuyó un 22 por cientoen los pacientes tratados con ácido fólico/B12, "no se modificóen general el avance de la enfermedad".

En American Journal of Cardiology, el equipo de KjetilLoland afirmó que "no hubo resultados estadísticamentesignificativos" de que la enfermedad coronaria hubieraprogresado.

De hecho, en un subgrupo, la enfermedad de las arteriascoronarias (CAD, por sus siglas en inglés) avanzó más rápidoque en aquellos tratados con el suplemento.

"Hay que destacar que este fue un análisis retrospectivo deun subgrupo de pacientes. Sin embargo, sentimos la obligaciónde informarlo", dijo Loland a Reuters Health.

De otro modo, "los resultados respaldarían una crecientecantidad de evidencias de que el tratamiento cardiovascular convitamina B no es efectivo" en pacientes con enfermedadcardiovascular establecida, agregó.

FUENTE: Stroke, abril del 2010; American Journal ofCardiology, abril del 2010.

Más noticias de Política y Sociedad