Público
Público

El Eurogrupo reconoce preocupación por las "oscilaciones excesivas" de los tipos de cambio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los ministros de Finanzas de la zona euro (Eurogrupo) reconocieron hoy que están "preocupados" por las "oscilaciones excesivas" de los tipos de cambio y subrayaron que la situación actual en los mercados de divisas no refleja adecuadamente los datos económicos fundamentales.

Tras cerca de cinco horas de reunión dedicadas a evaluar la coyuntura económica y la evolución de los mercados financieros, el presidente del Eurogrupo, el primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker, reiteró que el tipo de cambio debe reflejar los fundamentos de cada economía y que el exceso de volatilidad no contribuye al crecimiento.

Pero fue un poco más lejos de este llamamiento, habitual en las declaraciones de los mandatarios europeos, y admitió que, "en las circunstancias actuales nos preocupan las oscilaciones excesivas" en los mercados de divisas.

El euro continúa su escalada alcista y hoy volvió a marcar un récord histórico frente al dólar, ya que llegó a cotizar a 1,5275 dólares por unidad.

Juncker lamentó que los mercados reaccionen "en exceso" a los indicadores a corto plazo e insistió en que deberían examinar los datos fundamentales.

Respecto al alcance de la crisis financiera en Europa, el ministro luxemburgués se esforzó por lanzar un mensaje de confianza en la economía de la eurozona, que ha mostrado hasta la fecha gran resistencia y continúa creciendo cerca de su potencial, y dejó claro que no requiere ningún plan de relanzamiento "a la americana".

También se refirió a la evolución de los salarios e insistió en apelar a la moderación, aunque mostró comprensión ante la preocupación de los trabajadores y especialmente de aquellos con menos ingresos, a la vista del encarecimiento del petróleo y los alimentos.

En su opinión, los salarios deben aumentar, como regla general, en función de la productividad, aunque después, en cada empresa o sector, debe llevarse a cabo una negociación específica.

Desde la Comisión Europea, el responsable de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, reseñó que "estamos en un contexto difícil, de gran incertidumbre", debido, en gran parte, a las malas noticias de la economía estadounidense.

Pero en Europa, explicó, "tenemos sensaciones encontradas", ya que, aunque "no somos inmunes" a la desaceleración de EEUU, las economías del área están mostrando gran resistencia.

En la jornada previa al Ecofin (Consejo de Ministros de Finanzas de la UE), los representantes de la zona euro también comentaron los planes presupuestarios de varios países del área, entre ellos España.

Tanto Juncker como Almunia destacaron que España se sitúa entre los países que logrará antes de 2010 su objetivo de estabilidad a medio plazo, pero el comisario recordó que debe centrarse en mejorar la sostenibilidad de sus finanzas públicas a largo plazo.

El presidente del Eurogrupo se vio obligado, por último, a salir al paso de las declaraciones del director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, sobre la necesidad de que el Banco Central Europeo tenga un contrapeso político que se ocupe del crecimiento económico.