Público
Público

Europa se divide por la protección del atún rojo

Reuters

Los países mediterráneos han rechazado la petición de la Comisión Europea y de los estados nórdicos de la UE para prohibir la pesca del atún rojo hasta que los sobreexplotados caladeros se haya recuperado.

El atún rojo es muy apreciado por los amantes del sushi y ha alcanzado un precio muy alto en Asia, particularmente en Japón, donde un ejemplar puede llegar a costar hasta 100.000 dólares (unos 68.000 euros).

Como resultado, la industria pesquera de los países de la Europa meridional ha diezmado su número en el Mediterráneo y el Atlántico oriental, y los científicos advierten de que la población se está acercando al punto en el que nunca se podrá recuperar.

peso superior a la media de un caballo - y acelera más rápido que un coche deportivo hasta alcanzar velocidades máximas de unos 70 km por hora.

La Comisión Europea dijo hace dos semanas que apoyaría la propuesta de Mónaco de elaborar una lista de especies en virtud la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES, en sus siglas inglesas) el próximo marzo.

Sin embargo España, Italia, Francia, Chipre, Grecia y Malta rechazaron esa propuesta en una reunión el lunes por la noche, dijo un diplomático de la UE. Portugal se unió a las naciones europeas al votar en favor de la prohibición, dijo otra fuente cercana a las negociaciones.

El comisario de Pesca europeo Joe Borg dijo que el destino de la especie recae ahora en la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT), un organismo criticado por los ecologistas por no proteger al atún rojo.

La ICCAT estima que el actual nivel de pesca es tres veces mayor de lo que debería ser, amenazando con reducir la población reproductora a una quinta parte de su tamaño en 1970.

"Estoy muy decepcionada con que la Unión Europea no haya respaldado en este momento la propuesta de Mónaco", dijo la ministra británica de Medio Ambiente, Hilary Benn.

"Creemos que una total protección del atún rojo es urgente y necesaria", añadió. "Cuando el ICCAT se reúna en noviembre, el Reino Unido presionará para que se tomen medidas ya".

Más noticias