Público
Público

Evo Morales es recibido entre ovaciones en un acto multitudinario en Madrid

EFE

Unas cinco mil personas llenaron este domingo la plaza de toros de la localidad madrileña de Leganés para recibir entre ovaciones al presidente de Bolivia, Evo Morales, en un acto festivo en el que ciudadanos de toda Latinoamérica corearon su nombre.

Banderas de Bolivia, pero también de Ecuador, Chile o Argentina, ondeaban en el recinto junto a pancartas en las que se podía leer "Bolivia ya somos todos" o "Ave, Evo. Fiel a tu tierra".

Tras casi tres horas de espera, en las que los asistentes disfrutaron de diferentes actuaciones folclóricas de América Latina, el presidente boliviano subió al escenario para dirigirse a "sus hermanos".

Morales se mostró "sorprendido y agradecido" por la "presencia de tanta familia latinoamericana" que le gritaba "Evo, Evo, Evo", y también aseguró estarlo por el seguimiento que desde España se ha hecho "a los procesos de liberación que están teniendo lugar en Bolivia y en Latinoamérica".

El presidente boliviano no quiso obviar la reciente decisión de Colombia de permitir en su territorio la presencia de nueve bases militares estadounidenses y afirmó que "en territorio boliviano jamás se permitirá ninguna base militar extranjera".

"Donde hay una base militar de Estados Unidos en Latinoamérica hay golpes militares; no se garantiza la paz, no se garantiza la democracia", dijo, por lo que le pido al movimiento social de Europa y del mundo: "ayúdanos a acabar con ellas".

Gritos de "Evo, amigo, el pueblo está contigo" empezaron a resonar entonces en el coso madrileño y Morales respondió: "Gracias, hermanos. Creo que en España me quieren más que en Bolivia".

En cuanto al derecho al voto inmigrante, que será uno de los temas a tratar en su encuentro el próximo martes con el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, Morales aseguró tener la intención de lograr "un derecho a voto sin limitaciones" para los ciudadanos bolivianos residentes en España, aunque "de momento se limite a las alcaldías".

Además, el líder aymara reclamó a Europa y a Occidente que no se considere "ilegales" a los ciudadanos que llegan de otros países para "buscar una vida mejor".

"Todos tenemos derecho a habitar en cualquier parte del mundo respetando las normas de cada país", agregó entre ovaciones.

El gobernante se refirió también al cambio climático y a la "necesidad de cuidar a la madre tierra".

"Los ponchos blancos de las montañas del altiplano paceño están desapareciendo y eso es una consecuencia de los abusos que se cometen en los países capitalistas -dijo-. Es más importante defender el derecho de la madre tierra que el del ser humano".

Morales, que optará a la reelección el próximo diciembre, comparó la situación actual de su país con la de hace unos años, y afirmó que Bolivia "ya no es ese estado mendigo".

"Desde 1940 Bolivia no experimentaba un superávit fiscal -explicó-. Y ahora contamos con 8.500 millones de dólares de reservas internacionales, cuando yo llegué a la presidencia sólo había 1.700".

El presidente boliviano se refirió a la nueva constitución de su país como "una de las más avanzadas" e insistió en que además recoge la posibilidad de revocar a los mandatarios de su puesto mediante votación popular.

"Algunos países de Europa me dicen que en derechos sociales nuestra Constitución es más avanzada que la de ellos, porque no sólo hablamos de los derechos individuales y políticos; se respetan los derechos colectivos -explicó-. Todo servicio básico es un derecho humano, y si es derecho humano, no puede ser negocio privado", agregó.

"Los procesos de transformaciones profundas, no solamente en Bolivia, sino en toda Latinoamérica, son caminos sin retorno -dijo-. E insistió en que, en democracia, los procesos de transformación son imparables".

Antes de la intervención de Morales, la escritora española Rosa Regás dijo en nombre de diversas organizaciones sociales: "Desde España intentamos dar a conocer, difundir y apoyar el proceso enorme y complejo de cambio y lucha que está viviendo Bolivia, que hace frente a las desigualdades que ha vivido durante siglos".

El ex director de la UNESCO, Federico Mayor Zaragoza, aseguró que Bolivia ha cumplido 200 años de emancipación, pero sólo ahora la democracia boliviana representa a todo el pueblo sin excepción, "participando todos, y no sólo unos cuantos, los mismos, beneficiándose de sus recursos naturales".

Y parafraseando a Morales, Mayor Zaragoza añadió: "'Las reivindicaciones hechas durante siglos están ahora al alcance de la mano: socios sí, amos no. El único amo es el pueblo boliviano'".

Más noticias de Política y Sociedad