Público
Público

El ex primer ministro británico dirigirá una campaña contra cambio climático

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tony Blair suma un cargo más a los que tiene desde que dejó la jefatura del Gobierno británico a mediados del año pasado: el ex líder laborista dirigirá una campaña internacional contra el cambio climático.

Blair se ha fijado la tarea de elaborar el borrador de un acuerdo para recortar las emisiones de CO2 en un 50 por ciento para el año 2050 y cuenta para ello con el apoyo de Estados Unidos, la Unión Europea, las Naciones Unidas y el propio gobierno británico de Gordon Brown.

Según explica hoy en el diario "The Guardian", el ex primer ministro lleva desde el pasado verano trabajando en el proyecto con un grupo de expertos en cambio climático y presentará a mediados de año un informe provisional al G8 de países industrializados.

"Es enormemente urgente. Un elemento clave (del acuerdo) debe ser la reducción del 50 por ciento de las emisiones de aquí al 2050. Tenemos que intentar que se llegue a un acuerdo este año al respecto porque en cuanto todo el mundo lo acepte, habrá algo en lo que centrarse", explica Blair.

Según el político británico, "debe ser un acuerdo global que incluya a (los Estados Unidos de) América y a China".

Blair revelará su iniciativa este fin de semana en una reunión del G20 en Japón antes de viajar a China y la India para tratar el plan con los gobiernos de esos dos países emergentes.

Según Blair "estamos estancados. Todo el mundo está de acuerdo en adónde quiere ir, pero a menos que nos pongamos de acuerdo en un marco de acción, no pasaremos del proceso y nos quedaremos sin resultado".

Blair da la voz de alarma y dice que el mundo tiene menos de dos años para alcanzar el acuerdo que propugna y advierte de que, en caso contrario, deberá aceptar el carácter irreversible del calentamiento global.

El ex primer ministro lanzará oficialmente la iniciativa en una reunión en Tokio tras celebrar conversaciones con el primer ministro japonés y actual presidente del G8, Yasuo Fukuda.

Blair explica al diario británico que su papel es "guiar políticamente" un proceso en el que ha intervenido un equipo de expertos.

El Grupo para el Cambio Climático, que preside el ex dirigente laborista, es una organización sin fines lucrativos apoyada por el empresariado.

Lo integran expertos de China, Japón, Estados Unidos y Europa, y entre ellos figura Nicholas Stern, autor de un informe pionero sobre los costos del calentamiento del planeta.

Las Naciones Unidas tienen que ponerse de acuerdo de aquí a finales de año en un nuevo tratado que sustituya al de Kioto, que expira en el 2012.

Las negociaciones sobre ese futuro acuerdo estuvieron a punto de fracasar el pasado diciembre cuando en la reunión celebrada en Bali, Washington insistió en que no firmaría ningún documento que no comprometiese a China, que es el segundo país más contaminante del mundo, detrás de Estados Unidos.

Según Blair, "todo el mundo acepta que el cambio climático es un problema grave, que es resultado de la actividad humana, que necesitamos un acuerdo global, que éste debe incluir un recorte significativo de emisiones y que todos deben estar involucrados, especialmente Estados Unidos, por un lado, y China, por otro, es decir el mundo desarrollado y el mundo en desarrollo".

"Lo único que sé con certeza, dice Blair, es que no vamos a conseguir que las cosas se muevan lo suficiente si insistimos en decirle a la gente que no consuma. Los gobiernos chino e indio están decididos a que crezcan sus economías".