Público
Público

La exdirigente etarra Gisasola dice que desde Amaiur se veta a presos sumarse al Acuerdo de Gernika

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La exdirigente de ETA Carmen Gisasola, que se ha desmarcado de la banda, ha denunciado el "veto" de algunas formaciones integradas en la coalición Amaiur a la adhesión al Acuerdo de Gernika del denominado grupo de "presos comprometidos con el irreversible proceso de paz", la llamada "Vía Nanclares".

El periódico Deia publica hoy una carta en dichos términos que Gisasola ha escrito y remitido esta semana al diario desde la cárcel alavesa de Zaballa, en la que se encuentra presa tras el cierre de la prisión de Nanclares, donde se reunió a una veintena de presos críticos con la dirección oficial de ETA.

En la misiva, la exdirigente de ETA cita expresamente a la abogada de la izquierda abertzale Jone Goirizelaia, el secretario general de EA, Peio Urizar, y el coordinador de Aralar, Patxi Zabaleta, a quienes acusa de mentir cuando en sus manifestaciones públicas niegan que haya habido "veto" a la adhesión de los presos de la llamada "Vía Nanclares".

Gisasola explica que estos presos han mostrado su interés como grupo en adherirse al Acuerdo de Gernika, en el que se pedía a ETA un alto el fuego permanente, y asegura que entregaron un escrito en tal sentido al representante de EA Rafa Larreina.

La reclusa lamenta en su carta que el Acuerdo de Gernika, "por andar templando gaitas", se haya convertido "en otra oportunidad perdida" cuando, a su juicio, "planteaba el tema de los presos y las víctimas en unos parámetros de sensatez que podían servir de marco de referencia para que los presos pudieran dar los pasos que en el marco legal entonces se exigían y poder empezar a salir de permiso, en tercer grado...".

En su misiva, Gisasola es especialmente crítica con la actitud de la abogada y exmiembro de la Mesa Nacional de la ilegalizada Herri Batasuna Jone Goirizelaia al considerar que es "el colmo" que acuse a los reclusos enmarcados en la denominada "Vía Nanclares" de "buscar una salida personal, que perjudicaba a los demás presos".

Según acusa la reclusa, "si en esta historia hay alguien que haya priorizado su situación personal esa es Jone".

Relata, para argumentar su acusación, que "cuando detuvieron a sus compañeros de Mesa Nacional, en la reunión que estaban celebrando en Segura -en 2007-, Jone no estaba, claro. Y la dejaron en libertad -añade- a pesar de que, en palabras de sus propios compañeros, su nombre era el que más veces aparecía en el sumario".

En opinión de Gisasola, "en esto algo tendrán que ver sus delicadas gestiones en los pasillos de la Audiencia Nacional para solucionar su situación personal".