Público
Público

Una exhibición en Nueva York muestra arte, cultura e historia del Caribe

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de 550 obras que ilustran cuatro siglos de arte, cultura, política e historia de la región caribeña componen la exposición "Caribe: cruce de caminos del mundo", presentada por el Museo del Barrio y otras dos instituciones neoyorquinas.

El punto de partida de la muestra, abierta hasta enero de 2013, es la revolución de Haití, el primer país caribeño en lograr su independencia (1791-1804).

"Muestra la historia política, cultural e incluso visual, desde la revolución haitiana hasta el presente, aunque se analizan algunos antecedentes de esa revolución, en particular lo relacionado con revueltas de esclavos y cultura cimarrona", ha dicho a Efe el comisario de la exhibición, Elvis Fuentes.

Precisa que en el museo del Barrio se muestra el trabajo de 379 artistas de 39 países, algunos de los cuales residen en Nueva York, la ciudad con la comunidad caribeña más extensa en EEUU.

Fuentes ha agregado que la muestra, la más grande que han realizado y cuya idea surgió hace diez años, también revela cómo la independencia de Haití fue el inicio "de una conciencia caribeña" y cómo incluso impactó en países latinoamericanos.

También ha explicado que algunas obras muestran la retirada progresiva de España como una fuerza imperial a lo largo del siglo XIX y la cada vez mayor presencia de Estados Unido a lo largo de ese siglo y en el XX.

Las obras, pinturas, murales, fotos, vídeos, instalaciones y esculturas, que se muestran en El Museo del Barrio, en The Studio Museum en el barrio de Harlem y en el Museo de Arte en Queens, provienen de museos en EEUU, entre ellos el Metropolitano y el de Arte Moderno de Nueva York, así como del Caribe, y con marcada presencia de colecciones privadas, ha referido Fuentes.

También han integrado el trabajo de artistas que representan la diáspora, como Álvaro Barrio, fundador del movimiento de arte conceptual en Colombia en la década de 1970; de su compatriota, el famoso fotógrafo Nereo López, o del puertorriqueño Arnaldo Roche cuya obra "Tenemos que soñar en azul" es la que se ha usado como promoción de la muestra.

Ha destacado que entre las obras hay varias que se exhiben por primera vez al público como "Retrato de Paul Cézanne", que el puertorriqueño Francisco Oller (1833-1917) realizó del maestro francés (1839-1906), considerado el padre del arte moderno en Europa, y a quien conoció en ese país donde fue a estudiar.

"Paul Cezanne tuvo entre sus maestros a Oller. Existen cartas sobre eso (que lo comprueban) tanto de Oller como de Cézanne", señala Fuentes, que precisa que esa obra pertenece a un coleccionista privado en Puerto Rico.

La exposición está dividida en seis temas, que van desde la evolución económica del Caribe, la construcción de su identidad nacional y regional, la importancia del agua en su historia y cómo los nuevos avances en el transporte han transformado las rutas comerciales, movimientos migratorios y las comunicaciones dentro y fuera de la región.

También los idiomas, religión, mezcla de grupos étnicos y formas de arte hasta la percepción dual del Caribe como una utopía de placer y lugar de actividades ilegales.

"La decisión de hacer una exposición tan grande fue precisamente para señalar el hecho de que es posible hacer algo así en Nueva York, donde hay tantas colecciones de arte caribeño que muchas veces no se exhiben", argumenta el comisario, quien recuerda que organizar la muestra les tomó seis años de investigación y viajes por la región.

Ha agregado que la expresión popular es muy importante, por lo que han incluido una gran cantidad de obras de artistas autodidactas.

La directora del Museo del Barrio, Margarita Aguilar, ha señalado por su parte que está orgullosa de que esa entidad sea líder en las investigaciones y estudios del patrimonio artístico de una región que frecuentemente ha sido ignorada por intelectuales.

Ruth E. Hernández Beltrán