Público
Público

Un explorador británico de 64 años escalará el Everest por una buena causa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ranulph Fiennes, un británico de 64 años considerado el mejor explorador vivo por el "Libro Guinnes de los Récords", escalará el Everest con el objetivo de conseguir fondos para una organización que lucha por el derecho de los enfermos de cáncer a morir en sus casas.

Fiennes, que tiene el título de sir, intentó escalar el pico más alto del mundo en 2005 después de haber corrido siete maratones en siete días, pero un ataque al corazón le impidió conseguir su propósito.

Si tiene éxito en su empeño, será el primer hombre del mundo en cruzar los casquetes polares y escalar el Everest, así como el segundo británico mayor de sesenta años que alcanza la cumbre más alta del planeta.

La expedición, formada también por un médico y un guía, partirá hacia Nepal la semana que viene y pasará ocho semanas en la montaña, cuyo pico esperan pisar entre el 15 y el 25 de mayo.

Fiennes confía en conseguir tres millones de libras (unos 3,8 millones de euros) para una organización que lucha por dar la oportunidad de morir en casa a enfermos terminales de cáncer.

El aventurero británico decidió colaborar con esta iniciativa después de que su madre, dos hermanas y su primera mujer fallecieran a causa de esta enfermedad.

Sin embargo, no todo está a favor del explorador. Y es que a su actual mujer no le ha hecho ninguna gracia su objetivo porque considera que su salud puede resentirse.