Público
Público

Los exportadores hortofrutícolas piden la intervención "urgente" de Zapatero

EFE

La Federación Española de Productores Exportadores de Frutas y Hortalizas (Fepex) ha alertado del "efecto dominó" en los mercados tras las acusaciones de que el pepino español originó el brote de E.coli en Alemania, lo que requiere la intervención "urgente" del presidente Rodríguez Zapatero.

El presidente de Fepex, Jorge Brotons, junto al director general de la organización, José María Pozancos, ha hecho estas afirmaciones hoy en rueda de prensa para evaluar los daños económicos de esta crisis alimentaria, que cifran en 200 millones de euros y 150.000 toneladas de producción afectadas a la semana.

Los responsables de Fepex han recordado que las consecuencias de la situación son "gravísimas" y requieren que sea tratada como un "problema nacional", porque se ven afectadas todas las zonas productoras del país y en éstas se puede hablar ya de una "crisis de precios".

En este sentido, han constatado que los efectos de la "alerta preventiva totalmente injustificada" por parte de la Comisión Europea y la actuación del Gobierno alemán han provocado que actualmente se vea afectada no sólo la producción de pepino, sino la de otras hortalizas como el tomate, la lechuga y el pimiento, e incluso las frutas.

Los exportadores han advertido de que, tras las acusaciones alemanas sobre la responsabilidad del pepino español en el brote infeccioso, toda Europa en general se muestra "reticente a comprar producto español", pero "no existen mercados alternativos" para las exportaciones de nuestro país.

De momento, según han explicado los responsables de Fepex, no se están efectuando retiradas de mercancías, si bien los agricultores prefieren dejar el producto en las explotaciones y en los almacenes antes que asumir otros costes.

Brotons ha asegurado que el sector "no puede esperar más tiempo", por lo que se necesita la "rectificación" tanto de Alemania como de la Unión Europea para "recuperar la credibilidad de nuestros productos".

Respecto a las medidas de apoyo al sector, los exportadores han reclamado las previstas en materia de gestión de crisis dentro de la Organización Común de Mercado (OCM) hortofrutícola, entre ellas la activación del mecanismo de retirada de producción, pero "a precios de mercado".

Los productores demandan desde hace años "medidas de gestión de crisis eficaces", según Fepex, que teme una "montaña rusa" en la evolución de los precios y que ha recordado que este sector no recibe ningún tipo de ayuda directa de la UE y sus ingresos se obtienen directamente de los mercados.

En su opinión, la única medida eficaz es la retirada de la producción afectada por la paralización de los mercados para destinarla a la industria de transformación o para su distribución entre las organizaciones de ayuda, un sistema que consideran "eficaz y socialmente válido", según Pozancos.

Para Fepex, la posición del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) "no ha sido lo suficientemente contundente hasta ahora", mientras que lo "más grave" en estos momentos es que la demanda de producción española se paraliza en determinados productos y se retrasa o anula en pedidos ya cerrados.

Las exportaciones españolas de frutas y hortalizas ascendieron a 9,4 millones de toneladas en 2010, de las que un 24 % (2,2 millones de toneladas) correspondieron a Alemania, primer destino de los envíos de nuestro país, según los datos de la Dirección General de Aduanas.

Este sector representa un 62 % de la Producción Vegetal Final, se considera el "núcleo" de la agricultura española y concentra 300.000 empleos directos, repartidos en unas 80.000 explotaciones de todo el país.

Más noticias de Política y Sociedad