Público
Público

Una exposición repasa en Madrid 200 años de la historia de América Latina

EFE

Más de dos centenares de obras, entre óleos, láminas y esculturas ilustran desde hoy, en la Biblioteca Nacional de Madrid, la historia, arte y cultura de la Latinoamérica de las independencias, y demuestran cómo la región ha sabido adaptarse "al paso del tiempo y al rigor de cada experiencia".

"América Latina 1810-2010. 200 años de historias" es el nombre de la muestra que recorre diferentes momentos históricos del continente como un "homenaje a los hermanos del otro lado del Atlántico", señaló hoy a los medios de comunicación la directora de a Biblioteca Nacional, Charo Otegi.

En las distintas salas de la exposición, "ideada también como una mirada compartida hacia el futuro con Latinoamérica", se reúnen el conocimiento científico, la naturaleza, el poder y las poblaciones, indígenas y urbanas de la época, en una confrontación entre pasado y presente.

"Los historiadores estamos obsesionados siempre por el futuro y analizamos el pasado para comprender con más libertad el presente, por eso la exposición tiene la pretensión de imaginar en libertad el futuro de los próximos 200 años", indicó Pedro Pérez Romero, comisario de la exposición.

Con 1810 como fecha simbólica, láminas, libros antiguos y pantallas táctiles recrean los procesos de independencia de los países latinoamericanos, y de España y Portugal al mismo tiempo.

"A partir de entonces se van definiendo estrategias e identidades nacionales y se construyen estados. No hemos querido dar un salto entre 1810 y 2010 para mostrar así cómo se ha ido modificando la historia".

Según el comisario de la muestra, desde entonces, América Latina "ha ido evolucionando en su territorialidad, economía, sociedad e identidad, y lo más fundamental es subrayar que en esos 200 años ha tenido una gran capacidad de adaptación".

"En 1810 se dio la combinación de diferentes trayectorias, identidades y procesos culturales. A la historia continental se le incorporan las tradiciones occidentales europeas y las africanas llegadas de la trata de esclavos. Ahora, además, tiene una vinculación muy estrecha con el continente asiático", precisó.

La planta baja de la Biblioteca Nacional se divide en distintas salas en las que, a partir de los mapas que representan la transformación latinoamericana desde 1800, quedan latentes los procesos de cambio, convivencia e integración que ha sufrido Latinoamérica en los últimos 200 años.

La primera de ellas está dedicada a la ilustración, periodo en el que el que se desarrolló el conocimiento científico universal y se descubrió al mundo la desbordante naturaleza latinoamericana.

Como en un juego de espejos se enfrenta el concepto urbanita y poblacional del continente, enmarcado en su historia política, sus constituciones y crecimientos democráticos.

Un óleo del rey español Fernando VII marca el paso a la época de la fragmentación monárquica hispánica y a la reivindicación de la autonomía de los municipios.

En el periodo entre 1810 y 1825 surgen con fuerza en el territorio latinoamericano las ideas de libertad e independencia.

Las figuras claves de esa independencia surgen en esta nueva sala de las pantallas táctiles para mezclarse después con otra variedad de paisajes naturales americanos.

En un descanso para el visitante, el arte popular de América Latina se reúne en una sala intermedia.

Trajes típicos de guatemala, ponchos y sombreros mexicanos y máscaras panameñas, entre otros elementos decorativos, se exponen en vitrinas en el eje central de la muestra.

El siglo XIX refleja el pensamiento de liberalismo y nación.

"Es entonces cuando se crean los estados y se elabora un sentimiento nacional y también es el tiempo de las conmemoraciones, cuando se fija las fechas de las fiestas patrias", explicó Pérez Romero.

El derecho a la comunicación surge en el siglo XX, cuando los latinoamericanos reclaman "la libertad de hablar y de expresarse".

Es entonces cuando aparecen las principales voces literarias de la región, que la exposición reúne en un documental de 25 minutos sobre el "boom" de la cultura latinoamericana, con testimonios de sus principales protagonistas.

Finalmente, los senderos de la modernidad marcan el camino hacia el siglo XXI, para demostrar que América Latina sigue viva y que "ha salido de su territorialidad para expandirse por todo el mundo".

Alida Juliani Sánchez

Más noticias de Política y Sociedad