Público
Público

FACUA avisa de que alguna marca comercial cuesta un 200 por ciento más que una blanca

EFE

La asociación de consumidores FACUA ha advertido hoy de que algunas marcas comerciales cuestan hasta un 200 por ciento más que la marca blanca de ese mismo producto, según un estudio presentado hoy en Sevilla por el portavoz de esta entidad, Rubén Sánchez.

El estudio de FACUA, hecho el pasado viernes en establecimientos de las seis principales grandes superficies comerciales españolas -Alcampo, Carrefour, Dia, Hipercor, Lidl y Mercadona- analiza 123 productos de las 18 categorías alimentarias más consumidas.

Las diferencias más llamativas, según Sánchez, se han detectado en la botella de refresco de cola de dos litros, cuyo precio de la marca comercial Coca Cola cuesta el 353 por ciento más que la marca blanca de Alcampo.

También se han detectado diferencias de un 190 por ciento en bebidas energéticas; del 131 por ciento en pan de molde o del 122 por ciento en arroz.

Sánchez ha considerado que este estudio es suficientemente significativo para demostrar que existen diferencias de precios "abusivos" en algunos casos y ha animado a los consumidores a que comparen precios y calidad entre marcas comerciales y marcas blancas pues en la cesta de la compra "es fácil recortar gastos porque sí hay competencia".

En su opinión, existe una "guerra comercial" entre marcas comerciales líderes y las denominadas blancas -que él prefiere denominar marcas de distribuidores- y ha animado a las primeras "a que sigan bajando los precios".

Sánchez ha calificado de "ridículo" y "lamentable" que algunas marcas comerciales emprendan una campaña "para crear sospechas" sobre la calidad y las condiciones sanitarias de las marcas blancas y ha apostillado que los estudios realizados por FACUA "no han detectado diferencias suficientemente significativas" en este campo entre las marcas blancas y sus homólogas comerciales.

"No conocemos ningún estudio que haya puesto de manifiesto que en las marcas blancas se hayan producido fraudes, abusos o falta de calidad", ha aseverado.

Ha añadido que sería "muy grave" que algunos sectores propaguen "el mensaje de la sospecha" en relación a las marcas blancas para afrontar la guerra comercial desatada entre ambos productores y ha recomendado a los consumidores que rechacen cualquier presión comercial y elijan libremente entre marcas comercial y marcas blancas comparando precio y calidad.

Más noticias de Política y Sociedad