Público
Público

Fallece a los 91 años Sabino Fernández Campo

Fue una de las grandes figuras en su contribución al fracaso del golpe del 23-F

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sabino Fernández Campo, ex jefe de la Casa del Rey, ha fallecido sobre las 00.15 horas de esta noche a los 91 años por una neumonía.

Fernández Campo permanecía desde el pasado día 12 de octubre en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Ruber Internacional de Madrid, donde fue intervenido quirúrgicamente como consecuencia de una infección intestinal.

'Anoche falleció nuestro padre, después de luchar contra una enfermedad infecciosa que se le produjo después de una intervención quirúrgica de la que afortunadamente se estaba recuperando bien', informó su hijo Luis Fernández Fernández-Vega. 'Tuvo la mala fortuna de infectarse con una neumonía que es la que, al fin y al cabo, le ha producido el fatal desenlace', añadió.

Fuentes de la familia han informado del fallecimiento de Fernández Campo, que se recuperaba satisfactoriamente de la operación cuando, el pasado jueves, su estado empezó a empeorar, al complicarse el problema intestinal con una insuficiencia respiratoria originada en el pulmón donde hace unos meses había sufrido una hemorragia en la pleura.

El estado de salud de Fernández Campo empeoró gravemente durante la tarde del domingo y fuentes de su familia concretaban que no tenía fuerza y que estaba prácticamente en el final.

Sabino Fernández Campo, Conde de Latores, título con Grandeza de España que le otorgó Juan Carlos I en abril de 1992, fue secretario general de la Casa del Rey entre 1977 y 1990, año en que ascendió a la jefatura de esta institución, en la que permaneció hasta el 8 de enero de 1993, momento en que el monarca le nombró consejero privado vitalicio.

Trabajó casi dos décadas al servicio de la corona en el Palacio de la Zarzuela, donde destacó por su contribución al fracaso del golpe del 23-F, interviniendo como coordinador entre el monarca y el Congreso de los Diputados. 

A Fernández Campo le quedaba la satisfacción de que el fracaso del 23-F había robustecido la Monarquía por la defensa de la democracia que protagonizó el rey aquella noche, según sus propias palabras, si bien hace poco lamentaba que, a sus 91 años, no le iba a dar tiempo a saber toda la verdad sobre la intentona golpista.

Más noticias en Política y Sociedad