Público
Público

La familia Jackson podría encargar una segunda autopsia

Se encuentra molesta por la cantidad de interrogantes que rodean a la muerte del cantante

EFE

El reverendo Jesse Jackson, amigo de la familia de Michael Jackson, dijo que ésta se encuentra molesta por la cantidad de interrogantes que rodean a la muerte del cantante y podría pedir una segunda autopsia. Por su parte TMZ, que dio la primicia de su muerte, da por hecha la petición.

El veterano religioso y activista político pasó el viernes acompañando a la familia del difunto artista en la vivienda que tienen en el Encino, California, y les intentó prestar consuelo y apoyo, según declaró al programa de televisión Good Morning America de la cadena ABC.

Jesse Jackson, que no tiene parentesco con los Jackson a pesar de la coincidencia en el apellido, insistió en que la familia del autor de Thriller estaba enfadada y frustrada por lo que había ocurrido, y por todas las incógnitas que quedan por esclarecer.

El reverendo insistió en que todas las miradas están puestas en el papel que pudo jugar el médico personal de Michael Jackson, Conrad Murray, en los momentos previos a la muerte del cantante y en relación a un supuesto abuso de los calmantes que podría haber estado tomando el rey del pop.

El hecho de que Murray, testigo presencial del fallecimiento de Jackson, se encuentre en paradero desconocido y que no haya intentado aclarar públicamente lo ocurrido, no ha hecho más que levantar sospechas.

"Cualquier otro doctor habría dicho 'aquí está lo que pasó en la última hora de su vida y yo estaba allí. Le di algunas medicinas'", afirmó Jesse Jackson, quien señaló que Murray le debe una explicación a la familia y a la gente.

Preguntado sobre si los Jackson se planteaban solicitar una segunda autopsia al cadáver del cantante, el reverendo comentó que "es probable". "Estoy seguro de que deberían hacerlo", manifestó.

Michael Jackson falleció en la tarde del jueves en un hospital de Los Ángeles por causas que se investigan después de sufrir un paro cardíaco en su domicilio del lujoso barrio de Bel Air.

El viernes, las autoridades realizaron una autopsia al cuerpo de Jackson sin resultados concluyentes, a la espera de que se conozcan los datos que deparen las pruebas toxicológicas, que podrían demorarse más de cuatro semanas.

Los agentes, que hablaron con Murray el día del fallecimiento de Jackson, tienen previsto volver a interrogarlo, así como al doctor Tohme Tohme, por una posible relación indirecta con los hechos.

Más noticias de Política y Sociedad