Público
Público

Las familias esperan el veredicto sobre la demanda millonaria contra los supuestos autores

EFE

La Justicia norirlandesa se pronuncia hoy sobre la multimillonaria demanda civil presentada por las familias de las víctimas contra los cinco supuestos autores del atentado de Omagh (1998), en el que murieron 29 personas, dos de ellas españolas.

La acusación ha sido presentada por el Grupo de Acción Civil de Omagh, integrado por familiares de las víctimas, que cree que los responsables del atentado fueron Seamus Daly, Liam Campbell, Michael McKevitt, Seamus McKenna y Colm Murphy.

Pese a que los cinco sospechosos no pueden ser condenados por asesinato, pues la demanda es de carácter civil, las familias han solicitado una indemnización por daños y perjuicios de unos veinte millones de euros.

El portavoz de las familias, Michael Gallagher -cuyo hijo de 21 años, Aidan, falleció en la explosión-, reconoció que la acción judicial es vista como "la última oportunidad, ya que no tenemos conocimiento de que haya otros procesos pendientes, ya sean civiles o criminales".

La iniciativa de las familias, añadió Gallagher, es consecuencia directa del fracaso de las autoridades irlandesas y norirlandesas para encontrar, más de diez años después, a los responsables del atentado, el más sangriento en la historia del conflicto en la provincia.

La frustración de las víctimas se acentuó en diciembre de 2007, cuando la Justicia absolvió al norirlandés Sean Gerard Hoey del asesinato de las 29 personas que fallecieron en Omagh, entre otras razones, por las irregularidades de las investigaciones de las fuerzas del orden.

Las familias también reclaman una reparación económica al IRA Auténtico, la escisión del Ejército Republicano Irlandés (IRA) responsable del atentado.

Desde el comienzo de este proceso en abril de 2008, los costes legales para el Grupo de Acción Civil de Omagh han superado los dos millones de euros, parte de los cuales han salido de contribuciones del ex presidente estadounidense Bill Clinton, los ex ministros británicos para Irlanda del Norte Peter Mandelson y Patrick Mayhew, así como de activistas como Bob Geldof o el ex boxeador Barry McGuigan.

Seamus Daly y Michael McKevitt están actualmente encarcelados en la República de Irlanda por pertenencia al IRA Auténtico, mientras que Murphy fue condenado en enero de 2002 a catorce años de prisión por conspirar en el atentado de Omagh, pero fue puesto en libertad al año siguiente mientras espera la celebración de otro juicio.

Liam Campbell se encuentra ahora bajo custodia policial en Irlanda del Norte a la espera de que se tramite una orden de extradición emitida por las autoridades de Lituania por supuestos delitos de contrabando de armas.

Por su parte, McKevitt fue condenado en agosto de 2002 a veinte años de cárcel por dirigir durante un año las actividades del IRA Auténtico.

Más noticias de Política y Sociedad