Público
Público

La fantasía regresa al cine con "Las Crónicas de Narnia: El Príncipe Caspian"

EFE

Tras su aventura en "El león, la bruja y el armario", los hermanos Lucy, Edmun, Susan y Peter regresan el próximo viernes a la gran pantalla con un nuevo compañero que luchará junto a los cuatro niños para devolver todo su esplendor al reino de Narnia en el filme "Las Crónicas de Narnia: El Príncipe Caspian".

Basada en el cuarto libro de la famosa saga de C.S. Lewis, esta nueva entrega cuenta con la participación de la española Alicia Borrachero, para quien la superproducción de Disney dirigida por Andrew Adamson ha supuesto "una oportunidad para volver a jugar y poner a funcionar la imaginación", ha explicado hoy en la presentación de la película.

La actriz, que interpreta el papel de Reina Telmarina, ha llegado acompañada de Anna Popplewell, que encarna el papel de Susan; William Moseley, que vuelve a interpretar al valiente Peter y Ben Barnes, príncipe heredero al trono del reino Telmarino, dominado ahora por su tío, el malvado Rey Miraz.

"La película combina lo mítico con criaturas fantásticas y un trasfondo moral", ha explicado Barnes, para quien ha sido "genial poder vivir temporalmente en un mundo de fantasía con espadas y lleno de aventuras".

En "El Príncipe Caspian" los jóvenes se encuentran con un panorama desolador: han pasado más de 1.300 años narnianos y durante la ausencia de los cuatro hermanos, los Telmarinos se han hecho con el poder de estas tierras donde ahora ya sólo quedan ruinas.

Para devolver todo su esplendor a Narnia cuentan con la ayuda de Caspian, un personaje "que no está preparado para ser Rey de Narnia, pero que lucha para hacer justicia frente a la maldad de su tío Miraz".

"En este filme hemos tenido que entrenarnos mucho y muy duro para poder desarrollar las habilidades de nuestros personajes, pero ha sido un trabajo muy divertido", ha asegurado el británico Moseley, que ya está trabajando en su nuevo proyecto "La Carta Magna", una película de corte medieval.

Por su parte, la actriz Anna Popplewell ha comentado que esta segunda entrega ha sido más fácil de rodar porque ha contado con una "mayor claridad mental" que no poseía en la primera, aunque de momento va a dedicarse a sus estudios universitarios por lo que no participará en el próximo filme de Narnia.

Algo que han señalado los tres jóvenes actores es que se han involucrado mucho físicamente. De hecho, tuvieron que entrenarse a lo largo de varios meses en diversas disciplinas como el esgrima, el tiro al arco o la equitación. Barnes incluso tuvo que practicar su acento telamarino, ya que el Príncipe Caspian es, según la novela original, descendiente de las islas del Pacífico.

"Yo era un fan absoluto de los libros de C.S. Lewis, y con este papel me gustaría transmitir a las nuevas generaciones lo que yo sentí cuando leí las historias de Narnia", ha comentado Barnes, quien de joven se sentía identificado con el personaje de Peter.

Los tres británicos, que comparten su entusiasmo por la interpretación, han coincidido en la idea de que "Las Crónicas de Narnia" han supuesto una gran oportunidad para sus carreras profesionales, aunque a Moseley le ha afectado más "emocionalmente", ha explicado.

Más noticias