Público
Público

Fármacos para la acidez no interfieren con Plavix: estudio

Reuters

Por Ben Hirschler

Las píldoras antiácidas como Nexium yPrilosec no perjudican la eficacia de los anticoagulantes comoPlavix, demostró un estudio publicado el lunes, que contradicelos temores generados recientemente sobre el tema.

El resultado es tranquilizador para los pacientes, losmédicos y las compañías farmacológicas, incluidas AstraZeneca ySanofi-Aventis, que producen los tratamientos líderes enventas.

Plavix es la segunda medicina de mayor venta en el mundo,por unos 9.000 millones de dólares anuales, mientras que losingresos por Nexium alcanzaron los 5.200 millones de dólares enel 2008.

El fármaco Plavix, también conocido como clopidogrel ycomercializado por Sanofi y Bristol-Myers Squibb, esampliamente utilizado con inhibidores de la bomba de protones,o IBP, como Nexium de AstraZeneca y Prilosec, para reducir elriesgo de problemas gástricos.

Un estudio difundido en marzo generó preocupación alindicar que la combinación de los dos tipos de medicinaselevaba el riesgo de los pacientes cardíacos de tener unsegundo infarto y llevó a los reguladores sanitarios de amboslados del Atlántico a emitir advertencias que desalentaban eluso conjunto a menos que fuese esencial.

Pero Michelle O'Donoghue, del Boston's Brigham and Women'sHospital, dijo que un nuevo análisis de un ensayo amplio queincluyó a más de 13.000 pacientes que tomaban Plavix o el nuevofármaco de Eli Lilly y Daiichi Sankyo Effient, cuyo nombregenérico es prasugrel, demostró que no interferían con losbeneficios clínicos de las medicinas cardíacas.

"El uso de un inhibidor de la bomba de protones no serelacionó con un mayor riesgo de episodios cardiovascularespara los pacientes que recibían clopidogrel o prasugrel",indicó la investigadora en un encuentro anual de la SociedadEuropea de Cardiología.

Los IBP más comúnmente usados en el estudio fueron Prilosecy pantoprazol. Los hallazgos de O'Donoghue serán publicados enla edición del martes de la revista médica The Lancet.

Lars Wallentin, del Centro de Investigación Clínica deUppsala, en Suecia, dijo a los médicos reunidos en Barcelonaque él tampoco había hallado evidencia de problemas asociados alos IBP en un estudio con más de 18.000 pacientes que comparóPlavix y el fármaco experimental de AstraZeneca Brilinta.

Los cardiólogos consideraron que los nuevos análisis sonalentadores. Muchos temían que evitar los IBP generase máscomplicaciones de sangrado gastrointestinal.

No obstante, el tema se cerrará completamente al realizarun estudio clínico amplio que se centre específicamente en lainteracción, dijo Kurt Huber, cardiólogo del HospitalWilhelmine, en Viena.

"Mientras no contemos con esos datos, debería efectuarseuna selección cuidadosa de los pacientes que necesitanprotección gástrica", agregó Huber.

Más noticias de Política y Sociedad