Público
Público

Feriarte: Desde el neolítico hasta la pintura contemporánea de Manolo Valdés

EFE

Desde esculturas del año 4.000 a.C., encontradas hace unos años en Croacia, hasta recientes pinturas como la "Arpillera" del pintor español Manolo Valdés, componen el recorrido histórico que ofrece la feria de antigüedades Feriarte, que se celebra esta semana en Ifema.

Desde lo más antiguo, una pequeña escultura tallada en piedra de la época neolítica cuyo precio ronda los 4.000 euros, hasta un cuadro de Valdés, fechado en el 2000 y valorado en unos 450.000 euros, forman parte de la extensa oferta de Feriarte que este año acoge a unos 177 galeristas que exhiben unas 18.000 piezas.

Desde su inauguración el pasado sábado, los coleccionistas que asisten a esta feria recorren las distintas galerías de manera expectante ante la gran cantidad de curiosidades y piezas que ofrecen los expositores.

Pero para ser un coleccionista no es necesario hacer un gran desembolso económico, en contra la creencia de que todo lo que suene a arte o antigüedades es caro, y prueba de ello son las piezas que han rescatado los galeristas en distintos países, algunas tan curiosas como unas esculturas de la época egipcia que actualmente se ofrecen en el mercado a unos 300 euros.

Frente a estos objetos de precio asequible también se encuentran otros más antiguas como un bajorrelieve de la capilla funeraria egipcia de piedra caliza que pertenece a la dinastía XXVI, o una talla de bronce que procede del mediterráneo oriental del siglo VII a.C., cuyo precio alcanza los estratos elitistas.

En cuanto a la pintura, este año la feria "ha revalorizado su caché", según algunos expositores, al presentar un óleo sobre lienzo de Joaquín Sorolla, titulado "Playa de Valencia" -fechado en 1900-, y cuyo valor alcanza los 2.100.000 de euros.

Una obra que compone parte de la oferta en pintura moderna y contemporánea de Feriarte, que también reúne cuadros firmados por los integrantes de la Escuela de París, grandes nombres de prestigio internacional como Picasso, Barceló, Tapies, Chillida o Georges Braque, y obras de otros artistas como Saura o Wilfredo Lam.

En pintura antigua española se expone la obra Cristo Penitente, de Luis de Morales, también conocido como Divino Morales.

Además de la escultura y pintura destaca el apartado arqueológico, con piezas religiosas como una figura de romana de mármol, o la parte frontal de un sarcófago romano con la escena del nacimiento de Venus, ambas fechadas en el siglo II d.C.

Los elementos decorativos y muebles también tienen una presencia importante en esta feria a través de cómodas, consolas, espejos o mesas francesas del siglo XVIII.

En el apartado decorativo, al igual que en la pasada edición de Feriarte, las tablas góticas, las porcelanas de estilo oriental, y las máscaras y esculturas africanas siguen manteniendo una gran demanda en esta feria.