Público
Público

Fernández Ordóñez dice que la contracción económica es ya menos acusada

El gobernador del Banco de España considera que España está menos afectada por la recesión que otros países europeos

EFE

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ha destacado que la contracción que la economía española registra en este segundo trimestre es menos acusada que la que registró entre enero y marzo.

En su comparecencia en la Comisión de Economía en el Congreso, señaló que la caída de la economía este año será "muy sustancial, aunque probablemente inferior a la que muestren otros países europeos", mucho más afectados por el desplome del comercio mundial.

En 2010, continuó, la caída económica será "menos pronunciada" porque la amplia batería de medidas tomadas "debería ir moderando" la restricción de la actividad, aunque añadió que es "posible" que la tasa de paro mantenga una "línea ascendente".

Aunque insistió en que el alcance de la recesión es inferior al que aqueja a otros países, el gobernador consideró que el fuerte incremento de la tasa de paro revela una de las debilidades fundamentales del "entramado institucional" que es "preciso corregir".

Así, se refirió a la escasa sensibilidad que tienen los costes laborales con respecto a "los costes de la empresa o a la evolución cíclica".

En cuanto a las ayudas públicas que reciben las entidades financieras en dificultades, dijo que no pueden ser "incondicionales", ya que deben ir acompañadas de reestructuraciones para limitar el coste para los contribuyentes. El gobernador abogó por establecer esta condición, ya que "reducirá el coste para los contribuyentes y redundará en una mejora de la eficiencia del sistema".

La pasada semana, la patronal de los bancos reclamó que a las entidades que reciban ayudas públicas estén obligadas en última instancia a fusionarse, mientras que la patronal de las cajas de ahorros pidió ayer que las aportaciones sean flexibles y no se condicione a las entidades a una determinada operación de reestructuración.

Durante el discurso, Fernández Ordóñez mostró su esperanza de que el Gobierno apruebe "pronto" la normativa que regulará "la capacidad de actuación ante los problemas que se puedan presentar, en línea con la tradición del Banco de España y de acuerdo con la especificidad de las graves tensiones que estamos viviendo".

Respecto a la situación del sistema financiero, hizo hincapié en que el incremento de la morosidad "no se ha agotado todavía" y seguirá afectando a las cuentas de resultados de la banca, que continuarán a la baja presionadas también por los menores márgenes derivados de la caída de los tipos de interés.

"Cabe esperar que la presión sobre los resultados vaya a continuar en el futuro con un incremento previsible de la mora y una competencia por la financiación que presionará los márgenes a la baja, en un entorno de desapalancamiento financiero y que no cabe considerar como algo transitorio", añadió. Además, insistió en que los créditos que conceden las entidades financieras crecerán a un ritmo inferior al del PIB en los próximos meses.

Más noticias de Política y Sociedad