Público
Público

Fernández Ordóñez rebaja la alarma: "Las pensiones no peligran"

El gobernador del Banco de España asegura que no pasa nada porque haya un déficit en el sistema

EFE

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ha asegurado este martes que un déficit en la Seguridad Social no hace peligrar las pensiones y "no pasa nada" porque haya saldos negativos "transitorios" en el sistema.

En declaraciones a los periodistas tras participar en el Encuentro del Sector Financiero organizado por ABC y Deloitte, el gobernador aseguró que la "alarma" sobre el futuro del sistema de pensiones no la provocó él en su intervención en la Comisión de seguimiento del Pacto de Toledo, sino que fueron declaraciones posteriores que se hicieron "fuera" de este foro.

La semana pasada, Fernández Ordóñez señaló en la Comisión que la estrategia para mantener la sostenibilidad del sistema público de pensiones pasa por unas finanzas saneadas y por reformas estructurales en la economía y del propio sistema de protección, y advirtió de que la Seguridad Social podría incurrir en déficit este año.

Estas declaraciones provocaron una fuerte crítica del Gobierno, y el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, aseguró que el superávit del sistema no se agotará este año "de ninguna de las maneras", además de señalar que discrepa "radicalmente" de las apreciaciones del gobernador.

Miguel Ángel Fernández Ordóñez lamentó hoy el revuelo que provocó su comparecencia, aunque aseguró que aquella intervención fue "muy bien" y no fue en ella donde se provocaron las "alarmas".

En su opinión, hay que "reconducir" el debate en la Comisión de seguimiento, en la que, insistió, "no hubo alarma ni volverá a haberla".

Fernández Ordóñez subrayó sus coincidencias con el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, quien en una tribuna publicada hoy en El País reconoce, según el gobernador, que "no pasa nada" porque aparezca un déficit en la Seguridad Social en el actual contexto económico.

El responsable del organismo supervisor señaló que "se puede alarmar a la gente si un día" se registra un saldo negativo y por eso subrayó que "las pensiones no están ligadas a la aparición de déficit transitorios".

Por otro lado, Fernández Ordóñez, mostró su confianza en que la recuperación económica se inicie "en algún momento a lo largo de 2010".

Durante el Encuentro del Sector Financiero organizado por ABC y Deloitte, Fernández Ordóñez recordó que nos encontramos ante una "recesión muy severa de alcance mundial", a la que "ni el área del euro ni la economía española son ajenas".

Recordó que la mayoría de las previsiones de los distintos organismos internacionales señalan que los problemas serán "intensos" este año.

No obstante, añadió, "cabe esperar que en algún momento a lo largo de 2010" y siempre dentro de la "elevada incertidumbre" a la que está sujeta cualquier previsión en este momento, "se podría empezar a observar una recuperación incipiente".

En su último boletín económico, el Banco de España calculó que la economía española caerá el 3% este año y el 1% el que viene, y advirtió de que no habrá una "recuperación incipiente" hasta finales de 2010.

Además, Fernández Ordóñez, aconsejó a la banca que busque diversificar su actividad, reduzca costes de explotación y no descarte las reestructuraciones en el actual contexto de crisis.

También advirtió de que la morosidad seguirá aumentando en el corto plazo, por lo que las entidades tendrán que seguir esforzándose en la dotación de provisiones, aunque admitió que la bajada de los tipos de interés va a suponer un alivio para las familias y las empresas.

El gobernador pidió a los bancos y cajas que eviten imponer reglas "indiscriminadas" entre clientes a la hora de conceder financiación, si bien les instó a seleccionar los créditos con "mayor cautela" y a diferenciar apropiadamente los tipos de interés que aplican a cada uno de ellos.

Fernández Ordóñez advirtió de que la actividad bancaria seguirá desacelerándose y puede incluso caer y, por eso, reclamó que las entidades reduzcan sus costes de explotación.

En concreto, recomendó la reducción de las oficinas bancarias, así como favorecer a las que sean más productivas.

Más noticias de Política y Sociedad