Público
Público

Fernández de la Vega dice que quien se salte las normas terminará pagando sus desmanes y mala fe

EFE

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha garantizado hoy que el Ejecutivo seguirá tomando "todas las medidas que sean necesarias" para acabar con la lacra "deleznable" de la corrupción y que quien se salte las normas terminará "pagando sus desmanes y su mala fe".

En rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, De la Vega ha criticado la "lacra intolerable" de la corrupción, que "a los ojos de los ciudadanos se vuelve aún más deleznable cuando se produce en la esfera pública".

"Desgraciadamente -ha agregado-, la actualidad política se ha visto sacudida por supuestos casos" y, a la vez, "afortunadamente" se ve cómo el Estado de Derecho está funcionando, lo que hace que "las zonas de sombra e impunidad se reducen considerablemente".

Y es que, en su opinión, lo que se está viendo es que el Estado de Derecho funciona y que "todo aquel que quiera saltarse las normas y la ley termina pagando sus desmanes y su mala fe".

"Hemos tomado medidas y vamos a seguir tomando todas las medidas que sean necesarias para acabar con la corrupción", ha reiterado De la Vega, antes de enfatizar que la posición del Gobierno es "tolerancia cero"

Según ha pormenorizado, el Gobierno ha adoptado medidas concretas "desde el primer día", entre las que ha citado el refuerzo de la Fiscalía Anticorrupción, la disolución de ayuntamientos como el de Marbella, la modificación de la Ley del Suelo o el avance hacia un cambio de modelo económico menos basado en el urbanismo, que "ha sido en muchas ocasiones el origen" de la corrupción.

Igualmente, se ha referido a la modernización del aparato de la Justicia para que "sea más eficaz y actúe eficazmente contra esta lacra", así como a la futura reforma del Código Penal para modificar determinados tipos relacionados con la corrupción, como el cohecho y el tráfico de influencias.

Unas medidas en las que, según ha prometido, el Gobierno va a seguir trabajando, como la nueva Ley de Bases de Régimen Local y la reforma de la financiación local, además de otros cambios procesales que se seguirán poniendo en marcha.

"Claro que hemos luchado y vamos a seguir luchando, porque la situación de corrupción es inasumible en una democracia", ha apostillado.

Preguntada por casos de corrupción en los que están supuestamente involucrados miembros del PSOE, como el del municipio catalán de Santa Coloma de Gramenet, ha señalado que "en algunos temas las responsabilidades que se han asumido" ha sido "de manera inmediata y rápida".

Más noticias de Política y Sociedad