Público
Público

Ferrán Adrià inaugura en Lima un curso de camareros para jóvenes desfavorecidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El chef español Ferrán Adrià, acompañado de su par peruano Gastón Acurio, inauguró hoy un curso de formación profesional para camareros dirigido a jóvenes desfavorecidos en Pachacútec, uno de los distritos más humildes del norte de Lima donde se acumulan hasta 176 asentamientos humanos.

El curso denominado "Servicio de Restaurant y Bar" contará con 30 alumnos en su primera promoción que cursarán dos módulos en el Instituto de Gastronomía de Pachacútec, que auspicia Acurio para promover la inserción laboral de jóvenes de entornos desfavorecidos en el mundo de la gastronomía.

Adriá acudió junto a Luis García, quien fue su director de sala en el restaurante "El Bulli", cerrado desde el año pasado, y mañana presentará en Lima el documental "Perú sabe", donde su voz narra el papel de la gastronomía en Perú para articular un desarrollo social.

El chef catalán, que ya había visitado las instalaciones de la escuela de cocina de Acurio cuando grabó el documental a finales del pasado año, saludó de nuevo a los estudiantes a los que les subrayó la importancia de "ser competitivos y ambiciosos, pero siempre con valores humanos, porque sino nunca se logrará el éxito".

"El éxito debe ser una consecuencia de la felicidad, y no al contrario, y por suerte a la gente de Perú le sobra valores humanos para conseguirlo", comentó Adriá a los nuevos alumnos.

Ferrán Adrià explicó que el servicio de restaurante "normalmente se deja de lado en las escuelas de cocina, pero es importante motivar a los chicos tanto para ser responsable de sala como para ser cocineros".

"Los cocineros siempre hemos tenido demasiado protagonismo en detrimento del personal de sala, lo que es injusto porque a veces el portero es más importante que el delantero", bromeó.

El chef más afamado del mundo consideró que el documental que ha protagonizado habría resultado imposible sin la existencia de sitios de formación como el que visitó, "porque es aquí donde se da la esencia de lo que ocurre en Perú para que la cocina actúe como unión de los pueblos".

De la gastronomía peruana resaltó su complejidad y su unión de influencias, donde "se encuentran la tradición china en la cocina chifa y la japonesa en la nikei, sin olvidar la autóctona".

El chef Gastón Acurio añadió que los cocineros "están para hacer muchas más cosas que estar encerrados en su cocina o restaurante" porque defendió que la gastronomía "también es vehículo de generación de oportunidades y de promoción de la educación para transformar vidas".

Por su parte, Luis García afirmó que "la clave para atender al público es ser feliz, y a partir de ahí armar el servicio con lo que quieras, desde la profesionalidad hasta el conocimiento de la cocina que trabajas y la de otras culturas, los idiomas, las bebidas o los vinos, entre otros aspectos".

García destacó "la pasión con la que se vive la gastronomía en Perú, porque su sociedad lo hace al unísono y eso no tiene parangón en cualquier otro lugar del mundo, ya que la biodiversidad y la riqueza de materia prima y productos que hay en Perú es el sueño de cualquier amante de la gastronomía".